Magistrado valida caducidad de la instancia señalando que una persona no realizó tramites, cuando si los hizo

Magistrado Hernán De La Garza Tamez.

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con la excusa de que, en 180 días, una persona no realizo trámites, cuando si los hizo, en un juicio contra el Instituto Registral y Catastral y un Notario Público, reclamándoles nulidad por simulación de diversas escrituras de compraventa, el Magistrado Hernán De La Garza Tamez, del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), valido caducidad de la instancia; por lo que mediante la ejecutoria 428/2019 Magistrados Federales otorgaron el amparo.

Jorge Luis Beas Gámez, secretario del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y Civil del Décimo Noveno Circuito en Victoria, en funciones de Magistrado, determino que el Magistrado Estatal, no expone razón o fundamento alguno para sustentar las mencionadas consideraciones, afectando así el derecho a la seguridad jurídica de la demandante, y que resulta contrario a la obligación de fundar y motivar las determinaciones que le impone la Constitución Federal a las autoridades jurisdiccionales.

El 25 de noviembre del 2016, la afectada presento demanda contra los arriba mencionados, reclamando la nulidad por simulación y cancelación de diversas escrituras relativas a compraventa de inmuebles, el 4 de abril del 2019 el Juzgado Primero Civil de El Mante, declaro la caducidad de la instancia, ante lo cual presenta recuso de apelación; siendo resuelto el 31 de mayo del 2019 por la Quinta Sala del STJE, confirmando la sentencia.

Ante ello, la afectada recurre al juicio de amparo; Jorge Luis Beas Gámez, a quien correspondió estudiar el asunto, determino que, el Magistrado de la Sala responsable transgredió los requisitos de fundamentación y motivación que deben observarse en toda determinación judicial, violando en perjuicio de la demandante el derecho a la legalidad y seguridad jurídica que se consagran en los artículos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Ante ello propone otorgar el amparo, lo cual fue aprobado por el pleno judicial, para que el Magistrado de la Quinta Sala Unitaria del STJE, deje insubsistente la sentencia reclamada; con libertad de jurisdicción, emita una nueva en la que, en caso de considerar el mismo sentido que la anterior, purgue los vicios formales destacados en la ejecutoria y hecho lo anterior, resuelva como estime procedente en derecho.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *