Analizan cerrar el Sindicato de Meseros, ante crisis provocada por las medidas sanitarias

0

José María Sánchez Segovia.

Matamoros, Tamaulipas.- La crisis económica que se viene arrastrando desde hace más de cinco años y ahora las medidas sanitarias del Gobierno del Estado ante la pandemia, han provocado rupturas en todas partes. Tan es así que el Sindicato de Meseros con más de 80 años de historia podría cerrar definitivamente al casi ya no tener socios.

José María Sánchez Segovia, secretario general de este gremio por casi 30 años, acepta que las cosas no andan nada bien y ahora sólo tienen 51 socios activos. De éstos muchos no pagan las cuotas al no tener dinero o en las empresas donde están la situación es muy difícil, el desempleo en este rubro es una constante.

“Si no hay socios, no se pagan las cuotas a tiempo, no se genera trabajo y lo poco que hay es a medias no tiene caso estar operando así”, expresa.

Historia
Tienen su edificio en la calle Abasolo entre Quinta y Sexta que fue construido por etapas desde 1945, siendo uno de los gremios más antiguos en Matamoros. “Tuvimos nuestras épocas doradas donde había miles de turistas extranjeros y nacionales. Entre 1970 hasta principios del año 2000 todavía se podía notar gran movimiento económico en la ciudad, sin embargo ahora la situación es crítica y no tiene razón de seguir así. Estamos analizando seriamente lo que vamos a hacer en corto plazo”, asegura.

No se ve una solución además de que al paso de los años el gobierno ha cambiado mucho las cosas, modificaciones a las leyes, impuestos y otras cuestiones que han ido dejando en el desamparo a la asociación sindical en México.

Represión
En la última década se han combinado dos factores que empezaron en el declive sindical, la represión del gobierno así como la libertad para los trabajadores de no pertenecer a uno para conseguir empleo. “Es más ahora la ley protege el trabajador, si quiere paga sus cuotas sindicales si no, no se le puede obligar a nada. Considerando además de que hay menos trabajo, empresas ni oportunidades para nadie”, indica.

Una serie de consecuencias que están obligando a muchos gremios como éstos a desaparecer en unos meses o menos. Ya se tienen antecedentes de la extinción de sindicatos como el de la industria algodonera o el de músicos.

Se van
También en los últimos cinco años se han ido empresas que en particular afectaron a este sindicato, como la desaparición de un hotel en la avenida Álvaro Obregón, un restaurante de cadena nacional y más reciente el Casino Matamorense liquidó a unos empleados.

“Las cosas no están bien y esas empresas que eran muy antiguas en la ciudad y mantenían bastante ocupación ya no volverán. No se han podido colocar en ninguna parte esos compañeros, se dedicaron a otra cosa para lograr sobrevivir o se jubilaron ya”, finaliza diciendo.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario