En lugar de prevenir para aclarar personalidad, Tribunal declara improcedente demanda administrativa

0

Edificio sede del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa (TJA) en Ciudad Victoria, Tamaulipas, México.

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- En lugar de prevenir a un abogado para que acreditara su personalidad el Tribunal de Justicia Administrativa (TJA) de Tamaulipas, declara improcedente una demanda tránsitos despedidos por el Ayuntamiento de Reynosa, lo cual fue avalado por el pleno de dicho organismo, ante lo cual, mediante la ejecutoria 163/2019 Magistrados Federales otorgaron el amparo para que analice de nueva cuenta el trámite.

Jorge Luis Beas Gámez, secretario del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y Civil del Decimonoveno Circuito, determino que, el TJA hizo un estudio incompleto de los agravios expuestos en el recurso de reclamación; porque se omitió analizar lo que se adujo con relación a la obligación de la juzgadora que desechó su demanda, de prevenir a su representante legal, para que en el plazo de cinco días exhibiera las constancias con las que acreditara su personalidad.

El 31 de mayo del 2018, el abogado, presento demanda ante TJA en contra del Director de Asuntos Internos de la Contraloría Municipal de Reynosa, por declarar improcedente una resolución por despido de varios elementos de la Policía de Tránsito de Reynosa; el 16 de agosto del 2018, la Segunda Sala Unitaria declaro improcedente la demanda y se presenta recurso reclamación.

El 27 de noviembre del 2018, el pleno del TJA, confirma la resolución, ante lo cual el abogado acude al juicio de amparo; Jorge Luis Beas Gámez, a quien correspondió estudiar el asunto, determino que, en términos del artículo 7, de la Ley de Procedimiento Contencioso Administrativo del Estado, previo admitir la demanda el Titular de la Sala Unitaria debió requerirle para que exhibiera las constancias necesarias, para acreditar su personería, y sólo ante su negativa u omisión de exhibirlas, negarle la admisión correspondiente.

El Juzgado emite la sentencia otorgando el amparo, para que el pleno del TJA, deje insubsistente la sentencia reclamada; dicte otra en la que, al abordar el estudio correspondiente, con plenitud de jurisdicción se pronuncie como en derecho corresponda en relación con el agravio segundo del escrito en que los demandantes interpusieron el recurso de reclamación. y resuelva al respecto.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario