Encuentran parte de una casa romana con su sistema de calefacción en España

0

Madrid, España, Europa.- Las obras de peatonalización de Quiroga Ballesteros han dejado al descubierto un hallazgo arqueológico significativo para avanzar en la comprensión histórica de la ciudad de Lugo. Se trata de un muro de una casa (domus) romana del siglo I en el que se percibe a la perfección el sistema de calefacción que utilizaban entonces sus moradores, el llamado hipocaustum. La vivienda, se puede concluir por la calidad de los restos, debió ser entonces una casa importante, puesto que los muros están perfectos.

El hallazgo se encuentra a 1,80 metros por debajo de la cota del asfalto, justo enfrente de la puerta de acceso al mercado y a la plaza de abastos. Durante las tareas para la instalación de las canalizaciones, el equipo arqueológico que supervisa la obra, Fortes & Hervés, detectó unos restos, por lo que se pidieron a la empresa que realiza la obra que profundizase un poco más. Al hacerlo, quedó al descubierto una sección de muro interior que se encuentra en perfecto estado y cuya calidad es muy buena.

Esto hace pensar, explica un especialista, que se trataba de una casa romana de cierta relevancia. El muro interior probablemente daba a un comedor de la vivienda, que se situaba de forma transversal a la que hoy es la Plaza de Abastos. Los restos, según apuntan desde el Concello, ya estaban catalogados.

El muro está en perfecto estado de conservación y se tapará para continuar con las obras
En el muro de la vivienda se percibe con nitidez el hipocaustum, que era el sistema de calefacción que se empleaba en las domus romanas. Este modelo funcionaba de la siguiente manera: en el exterior del edificio se instalaba un horno y los gases calientes que se producían se canalizaban por ese hipocaustum, cuyo suelo se sustentaba sobre pilas de ladrillo. En los restos de Quiroga Ballesteros se percibe el espacio por el que circulaba ese aire caliente.

Además de estos hallazgos, en el lugar se puede ver un trozo de pavimento de la vivienda (opus signinum) en perfecto estado, así como varios ladrillos, unos más enteros y otros despiezados. En los años ochenta se realizaron en la calle una serie de obras para introducir una canalización de hormigón que entonces posiblemente seccionó el yacimiento, llevándose por delante varios vestigios romanos.

¿Qué se hará con los restos?
Los restos detectados en Quiroga Ballesteros se encuentran en perfecto estado, pero apenas serán visibles un puñado de horas. Siguiendo con el procedimiento, se topografiarán y se registrarán, para, a continuación, taparlos y conservarlos. Para ello, los restos se cubrirán con una tela geotextil y arena, para luego continuar con los trabajos previstos de la peatonalización de la calle. Inciden desde el estudio arqueológico en que su tarea no va a ralentizar el ritmo normal de las obras de peatonalización.

El muro está en perfecto estado de conservación y se tapará para continuar con las obras
Desde que comenzaron las obras de peatonalización en Quiroga Ballesteros, distribuidas en tres fases, un equipo arqueológico ha supervisado en todo momento los trabajos. En la primera sección apenas se encontró un lienzo de un muro también de la época romana y un canal del siglo XIX que va de la Praza de Santo Domingo a la Praza da Soidade y en el que confluían varias canalizaciones.

Desde el primer momento los arqueólogos auguraban que, de encontrarse restos de cierto valor arqueológico, estos se encontrarían en dirección a la calle Montevideo, por lo que todavía pueden aparecer nuevos hallazgos.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario