Quitar mayoría al PAN

0

Por: Alejandro Govea Torres
La consigna de las y los ahora contendientes del PRI a las diputaciones locales es quitarle la mayoría al PAN en el Congreso Local, por lo que deberán de trabajar arduamente a fin de convencer a los votantes de la importancia de que la administración estatal tenga un contrapeso para sacar adelante diversas reformas que se encuentran en la “congeladora legislativa”, entre las que se encuentran varias iniciativas para legalizar los matrimonios igualitarios en la entidad.

El reto no será nada fácil porque sus nominaciones han generado diversas críticas en el seno del tricolor y en diversos sectores sociales de la entidad, como fue el caso de las ahora candidatas a las diputaciones locales del XIV y XV distritos electorales con cabecera en Victoria, María Edilia González Filizola y Maricela Guajardo Maldonado, respectivamente.

Las críticas, tanto dentro como fuera del tricolor, señalan que si no hay otras mujeres priístas que logren conquistar el voto ciudadano, ya que siempre son las mismas en ocupar cargos administrativos o de representación popular por las relaciones políticas y familiares que tienen, dejando sin ninguna oportunidad a otras que tienen mayores méritos porque han “sudado la camiseta” del otrora partido de las mayorías.

Se espera que en esta ocasión no hagan el ridículo de hace tres años cuando no lograron ganar ni un solo distrito electoral local, cuya derrotada estrepitosa se la achacan al efecto negativo que tuvo la campaña de desprestigio de la entonces administración del presidente Enrique Peña Nieto.

También culpan a las traiciones que hubo de numerosos priístas que pretendieron pasarse a las filas de Morena, como fue el caso de Javier Villarreal Terán de Mante, Felipe Garza Narváez de Victoria, Juvenal Hernández Llanos de Altamira, Óscar Generado Hernández Zúñiga en Madero y Magdalena Peraza Guerra en Tampico.

Y hablando de traiciones, todavía no se resuelva la situación de la diputada local Yahleel Abdala Carmona, quien recientemente renunció al PRI para pasarse al PAN con la idea de convertirse en la abanderada del blanquiazul a la alcaldía de Nuevo Laredo, cuya versión ayer se fortaleció luego de que la dirigencia estatal, que encabeza Luis René Cantú Galván, emitió un comunicado en donde anuncia que por razones de género 21 candidaturas serán para mujeres, entre las que se encuentra la que hoy gobierna Enrique Rivas Cuellar.

Abdala Carmona no puede pasarse a la fracción del PAN en el Congreso Local que encabeza Gerardo Peña Flores, como se comentó luego de su renuncia, sin embargo, tiene la opción de declararse legisladora independiente, cuya incógnita se despejará en un muy poco tiempo porque hoy arranca precisamente el segundo periodo del segundo año de ejercicio constitucional de la LIV Legislatura Local, con la presencia del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Horacio Ortiz Renán, entre otros invitados.

De regreso con la consigna de las y de los contendientes del PRI de quitarle la mayoría al PAN en el Congreso Local, no hay duda de que este reto no será nada fácil porque tienen que trabajar intensamente y sin muchos recursos para lograr ganar en la mayoría de las 22 diputaciones locales que estarán en juego en las elecciones locales del próximo 6 de junio.

Ayer se registraron en 19 de los 22 distritos electorales locales, por lo que faltaron conocer quienes serán las y los contendientes del PRI en los tres distritos que les corresponden a los municipios de Madero y Altamira.

Por otra parte, la nueva Ley de Pensiones entró en vigor a partir del 1° de enero, cuya reforma ha sido considerada como histórica porque el ahorro de los trabajadores pasará en forma paulatina del 6.5% al 15%, cuyo incremento será otorgado por el sector empresarial, además se reducen las semanas de cotización de mil 250 (24 años) que se exigían anteriormente a 750 semanas (14 años) para tener acceso a una pensión digna cuando se retiren de trabajar.

La reforma del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) sin duda es un gran avance en la búsqueda de una pensión digna para los trabajadores, sin embargo, tiene algunos puntos que han causado preocupación entre los especialistas, como es el tope de las comisiones que podrán cobrar las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES).

En la iniciativa original que había diseñado la Secretaría de Hacienda no se había fijado ningún tope porque se pretendía generar una fuerte competencia entre las AFORES, pero desafortunadamente se presentó la opción de aplicar un control de precios basado en comisiones que manejan fondos en Colombia, Chile y Estados Unidos, cuyas economías no tienen nada en común, ni siquiera tiene un sistema de pensiones similar al nuestro para realizar comparaciones.

No hay duda de que la nueva Ley de Pensiones resulta un aliciente para que los trabajadores tengan una pensión digna cuando se retiren de trabajar, ya que en la actualidad la mayoría de las y de los jubilados reciben ingresos muy bajos que no les alcanza para sufragar sus necesidades básicas.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario