Por: Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria, Tamaulipas.- “No nos hagamos, ganará el que reparta más dinero”, dice la “jefa de grupo” de largo historial en las filas del entonces partido único, el PRI.

Oficialmente son los presidentes y presidentas de seccional organizadas por el tricolor desde épocas ancestrales, héroes de mil batallas en las urnas. Para los seguidores de Héctor Treto Cisneros (gurú del Club Huebberson) era la UVA (Unión de Viejas Argüenderas), base del voto duro priísta por largas generaciones.

En cada colonia o sector hay un grupo de activistas a quienes recurren los partidos en busca de apoyo. Es la misma gente, la que recibe despensas, paquetes de materiales, tinacos, cobijas y descuentos en recibos de agua.

Según el comentario, en 2018 en Victoria no ganó Oscar Almaraz porque le dolió el “codo” soltar suficiente dinero, o sus colaboradores se lo fueron “clavando” a partir de coordinadores municipales. Abajo aterrizaron dos pagos de 750 pesillos que no fueron suficientes ni para costear el almuerzo el día de la elección.

Esto se da en todo el estado y en cada una de las dos mil secciones electorales.

A la fecha, cuando no han comenzado las campañas, representantes del PRI, PAN y Morena ya recorrieron la estructura que hoy anda “suelta”. Como en cualquier empresa, el negocio del voto es al mejor postor.

Los azules traen despensas a “discre” por todos los rincones del estado; dosis de lengua y demagogia reparten los tricolores, en tanto que los morenos paquetes de materiales a bajo precio (cemento a 130 pesos el bulto).

La costumbre hecha Ley no puede cambiar de un rato a otro. En las elecciones de junio ganará el candidato (y partido) que reparta más lana bajo la mesa. Es dinero pulverizado que no reportan al INE.

“Para qué nos hacemos” reitera esta conocedora de los sótanos en que se orquesta el trabajo limpio y sucio de las elecciones. El método es el mismo: Dinero, bienes en especie o favores.

En resumen: Es la corrupción del voto.

Cambiando de tema, con la novedad de que Redes Sociales Progresistas ya tiene los nueve precandidatos a escaños federales. No hay mucha madera, el único prócer con millas corridas es Enrique Meléndez Pérez, que se registró por el quinto. Lleva como suplente a Guillermo Enrique Torres Mansur ¿le suena este?.

Sabe que va directo a la derrota pero, como parte de los “dedos chiquitos” de “la jefa” Elba Esther Gordillo, podría ir en un lugar privilegiado de la lista plurinominal.

El siguiente más conocido es Felipe Angeles Cárdenas González, en Matamoros, hijo del legendario Jorge Cárdenas González. Busca seguir sus pasos.

Lo interesante no es quien juega por los distritos de mayoría, sino la lista plurinominal al Congreso del Estado ¿Erika Crespo Castillo?. Ya calentó asiento en Palacio Legislativo.

Meléndez no puede ir en la federal y estatal al mismo tiempo.

Igual en el tricolor, el primer espacio está reservado para Edgardo Melhem Salinas, con la obligación de darle oportunidad en segundo a una damita ¿reelección de Olga Garza Rodríguez? ¿Alejandra Cárdenas Castillejos?. El tercer lugar lo quiere Raúl García Vallejo, de las huestes campesinas ¿les alcanzaran los votos para tres lugares?.

Insistentes rumores invaden Morena: Que la próxima semana Eugenio Hernández Flores saldrá libre y viene como candidato a alcalde de su natal Victoria. Otros dicen que coordinará las campañas a nivel estado.

Más: Que el operador de las campañas es Alejandro Rojas Díaz Durán, registrado como plurinominal por la Segunda Circunscripción.

Para desaliento de sus seguidores, este mismo miércoles Don Alex anunció a bombo y platillo que también se inscribió para competir por la alcaldía de Cuauhtémoc en la Cdmx, para no dejar que se agandalle el espacio Dolores Padierna, la esposa de Bejarano, “El Señor de las Ligas”.

Lo cierto es que los registros continúan y nunca se sabrá con precisión cuantos por Tamaulipas presentaron sus documentos.

Alfredo Castillo Camacho, de Tula, anunció haber respondido a la convocatoria “con el firme propósito de sacar a nuestro municipio del enorme bache en que se encuentra desde hace muchos años”.

Un día antes lo hizo Ana María Moctezuma Alonzo, por la misma demarcación, quien compitió en 2018 por las siglas.

Mara Dávila va por San Fernando; Dommy Cepeda Beas, Soto la Marina; Ramiro González Correa, Bustamante; Raúl Ledesma Zamora, Altamira; Carlos Gámez, Xicoténcatl y así sucesivamente, pero no se sabe de panistas “heridos”.

La decisión final va para largo. Esperarán hasta el último momento.

Jueves de sesión el Tribunal Electoral para desfogar once asuntillos de poca trascendencia, de ellos siete en contra del partido Movimiento Ciudadano, vía recurso de defensa ciudadana que presentaron militantes del mismo. La sangre no llegará al río.

Con carácter virtual, la UAT entregó una nueva generación de profesionistas en Derecho, Ciencias de la Comunicación, Gestión y Desarrollo Turístico, Psicología, Idioma Inglés y Economía y Finanzas, que cursaron su licenciatura en la facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Tampico. La ceremonia fue presidida por el Rector José Andrés Suárez Fernández

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *