Zagreb, Croacia, Europa.- Un croata que fue detenido por abrir su gimnasio pese a las restricciones implementadas por la pandemia de coronavirus se ha vuelto un símbolo de resistencia para miles de propietarios de pequeños negocios que protestaron el miércoles contra las medidas de confinamiento del gobierno de Croacia.

Las muchedumbres corearon el nombre de Andrija Klaric durante la protesta en el centro de Zagreb, en la que exigían la renuncia del ministro de Economía de Croacia y describieron las políticas del gobierno de centro-derecha como “discriminatorias”.

Los propietarios de pequeños negocios dijeron que se han visto asolados por la decisión del gobierno tomada hace unos tres meses de cerrar negocios como bares, restaurantes y gimnasios para frenar la propagación del COVID-19.

Sosteniendo letreros con frases como “Déjennos trabajar” o “Ya basta”, los manifestantes exigieron el miércoles que se les permitiera trabajar al tiempo que respetan el distanciamiento social y las medidas de higiene.

Klaric habló en la protesta y le dijo a la multitud que “lo que nos ha unido es hacer que (las autoridades) se den cuenta de que no pueden quitarnos nuestra libertad”.

Hace unos días, Klaric abrió las puertas de su gimnasio a los clientes para protestar contra las medidas de cierre del gobierno. Poco tiempo después, la policía llegó y lo arrestó, además de clausurar su negocio.

El arresto de Klaric causó molestia entre otras personas en Croacia que han pasado apuros durante la pandemia, y llegó a simbolizar lo que muchos consideran son unas medidas injustas para controlar el virus, las cuales, señalan, afectan a la gente común y a las pequeñas empresas.

Los empresarios croatas se quejaron de que el gobierno no está dando el mismo trato a toda la gente y que no está haciendo lo suficiente para reducir la presión que sufren las pequeñas empresas durante el brote.

La policía ha dicho que Klaric podría enfrentar cargos de “propagar enfermedades infecciosas”, lo que conlleva una sentencia de prisión.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *