Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Este muchacho Alfredo Cantú Cuéllar ¿para qué quiere ser presidente municipal de Río Bravo?; quiere demostrar que cuando se tienen ganas, se pueden hacer grandes cosas por lo que uno quiere.

El diálogo surgió en el curso de una sabrosa carne asada preparada en famoso callejón distante cien metros de La Plaza de los Enamorados, que es en realidad, la plaza, un centro de ejercitación muscular, muy concurrido por las tardes-noches.

Cantú Cuéllar tiene apenas 27 años de edad y por tradición familiar se dedica a la agricultura. Un tío suyo, Moisés Mussy Melhem Kuri, fue presidente municipal en el trienio 1978-1980, y en ese lapso pavimentó avenidas como la Madero, que se conservan en buen estado.

Alfredo se registró formalmente en la sede del PRI en Ciudad Victoria, como aspirante a la candidatura, y sus colaboradores están integrando un consejo de vacas sagradas para que lo ayuden con sus sabias orientaciones.

Un escéptico del grupo de la convivencia nocturna opinó que Cantú Cuéllar no tiene experiencia en la administración pública, pero le cayeron encima réplicas y contra-réplicas, la más importante, que no existe una escuela de presidentes municipales.

Alguien de mucha experiencia agregó que los presidentes municipales empiezan su función desde ceros, sin saber ni jota de la cosa pública porque se trata de una experiencia nueva.

Inclusive algunos presidentes municipales que en años anteriores ejercieron la misma responsabilidad, encuentran cosas nuevas, diferentes, extrañas, porque las circunstancias son cambiantes, distintas.

Pero además, Alfredo Cantú Cuéllar no es sabelotodo, hombre orquesta ni estará (si lo eligen como presidente municipal riobravense) atendiendo personalmente todas las actividades del Ayuntamiento.

El cargo al que aspira el joven campirano, es la jefatura del Cabildo, desde la cual se propondría dictar directrices para mejorar la cantidad y la calidad de los servicios públicos, la recolección de basura y el alumbrado, básicamente.

Su tarea consistiría en escoger a expertos en cada tema, para que estos colaboradores suyos sepan y cumplan con eficiencia las funciones que pongan en sus manos.

Nos viene a la memoria el caso del Presidente Miguel de la Madrid Hurtado, a quien sus detractores describían como a un hombre culto pero de corto entendimiento y carente de habilidades ejecutivas. Pero le reconocieron su genio para crear un Gabinete de sabios, pro-hombres, puro cuarto bat.

Río Bravo es un caso curioso porque parecería que será la excepción en la debacle que pronostican para el PRI en Tamaulipas, el domingo 6 de junio, debido a que están dadas las condiciones para que Edgar Melhem se alce en su tierra natal, con un triunfo electoral.

Decimos lo anterior porque además de que Alfredo Cantú Cuéllar cuenta con un buen perfil, sus potenciales competidores tienen características que los hacen fáciles de derrotar.

Miguel Angel Almaraz Maldonado, por ejemplo, está perfilado para ser el abanderado del PAN, a pesar de que estuvo privado de la libertad casi seis años, por acusaciones de haber perpetrado delitos federales, graves.

Almaraz Maldonado proviene del PRD, un partido que presume ser de izquierda, pero ahora se presenta como carta del PAN, que es un partido esencialmente derechista, lo que significa un acto de absoluta incongruencia.

La gente se pregunta en Río Bravo: ¿con qué cara pedirá Miguel Angel el voto a los panistas de hueso colorado, si apenas ayer los descalificaba, agredía, insultaba?

Esto incluye al presidente municipal Carlos Ulivarri López, que ganó el cargo con el registro del PAN, y a quien Almaraz Maldonado ridiculiza con mensaje, spots, videos, presentándolo como un inepto, negligente, un inútil.

Miguel Angel aparece en uno de esos video-mensajes, tapando un bache y pidiendo a la gente que haga lo mismo, debido según él, el Ayuntamiento de Ulivarri no resolverá ese problema.

El pre-candidato riobravense de MORENA es el diputado federal al que conocen como El Calabazo, pero tiene el repudio de sus propios compañeros agricultores, pues toma partido en su contra cuando le toca votar.

También tiene problemas la doctora Maki Ortiz Domínguez, pues será denunciada penalmente por el presunto delito de desfalco, por más de 176 millones de pesos, dinero que anda volando y que corresponde a su cuenta pública del año 2018.

La diputada local de MORENA Edna Rivera López anunció ayer desde la tribuna del Congreso, que llevará las pruebas ante la fiscalía anti-corrupción, de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, para que abran una investigación.

La presunta malversación de fondos públicos en Reynosa aparece registrada en un reporte oficial de la Auditoría Superior del Estado, del Congreso local, que descubrió el faltante del dinero.

El diputado local del PAN Héctor Escobar Salazar, ex Secretario estatal de Educación, subió a la tribuna pero no para hacer una defensa de su compañera de partido Maki Ortiz Domínguez, sino para exigir que también se investigue a Ayuntamientos manejados por otros partidos.

Maki está en la transición del PAN hacia MORENA, pues asegura haber sido invitada por el partido de Cabeza de Vaca para ser candidata a diputada federal, pero que lo rechazó. Ahora busca la doctora, que la postule el partido fundado por AMLO.

En Nuevo Laredo, el presidente municipal Enrique Rivas Cuéllar anunció que se separará del cargo para ser candidato a diputado local, aunque su pretensión era jugar por una curul federal.

El problema de Enrique es que las colonias del distrito uno al que él pretende representar en la siguiente Legislatura, están “tiradas”, como lo dice coloquialmente un vecino, pues los servicios públicos dejan mucho qué desear.

La colonia Valles de Anáhuac, por ejemplo, tiene baches y fugas de agua que son un serio dolor de cabeza, especialmente en la esquina de la Avenida 25 y privada 9, donde se formó una laguneta y ninguna autoridad interviene.

Si Rivas Cuéllar visita el lugar para pedir el voto, tendrá una respuesta ad hoc. Corre el riesgo de que viva allí algún alvadoreño, que seguramente le recetará lo mejor de su repertorio jarocho.

En otros temas, el Instituto Mexicano para la Competitividad, descubrió que Tamaulipas y otros 13 Estados, tienen gobiernos que aplican mala planeación y falta de vigilancia de los Congresos locales en el gasto de recursos públicos.

El IMCO documenta casos de gastos de montos superiores a los autorizados, pero también sub-ejercicios en los presupuestos. Esto significa que cuando no gastan de más, gastan menos de lo que les autorizaron.

No lo dice el Instituto, pero esta discrecionalidad en el manejo del dinero público puede sugerir irregularidades para encubrir desfalcos.

Por su parte, el periodista Francisco Cuéllar Cardona consiguió acorralar al evasivo senador Américo Villarreal Anaya, pues terminó confesando que sí, que quiere ser candidato a Gobernador.

“Me estoy preparando”, dijo en su revelación el médico, seguramente producto de reflexiones muy profundas, para diagnosticar los males del Estado y prescribir la cura necesaria.

Ignacio Guerrero Doria y su esposa celebran 30 años de vida matrimonial. Edy Palacio recibe obsequios por su cumpleaños.

Alfredo Cantú Cuéllar cumple años el 10 de marzo pero no habrá fiesta por Covid-19. El joven riobravense quiere un regalo VIP, pero se está cocinando.

El 7 de marzo cumplen años Tomás Yarrington Ruvalcaba y Nora Elsa Guerra Meléndez. El 12 de marzo es el aniversario natalicio de Manuel Cavazos Lerma.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *