Por: Salvador Leal Luna
Es ya imperdonable que este organismo operador de agua en Ciudad Victoria, capital del Estado de Tamaulipas y manejado por un mamarracho de pacotilla, que por desgracia lleva el nombre de un tal, Román Castillo Airola, siga cobrando como gerente de la Comapa-Victoria, ya que dicho puesto le ha quedo más que grande.

No hablar de ello, es imposible, pero la falta de agua en todo el municipio es grave, máxime que para lo único que sirve este sujeto de marras, es para administrar el dinero, más no sabe lo que es administrar el agua y que es un derecho humano. Además, y como lo he reiterado es un derecho consagrado en la Constitución de México, pero esto, se lo ha pasado por el “arco del triunfo”.

Sin embargo, esto se viene arrastrando, desde que llego el cuñado del diputadillo local de Arturo Soto Alemán, un tal, Humberto Calderón Hinojosa, quien comenzó a correr gente, que, si sabía cómo manejar la Comapa, pero llego gente a operar ese organismo, que no sabe que es un tornillo de media. Así es como, trabajan en ese lugar, son ya una “vergüenza en Victoria.

Esperemos que la acción de los regidores de Movimiento Ciudadano, donde solicitan la comparecencia de este indolente gerente de Castillo Airola, se haga efectiva y el cabildo en sí, junto con los síndicos, como la sustituta de alcalde, la ex consejera de la Comapa, María del Pilar Gómez Leal y secretario del Ayuntamiento, César Saavedra, la avalen y no le den para atrás, como es costumbre de este cabildo, donde es mayoría por desgracia panista.

De igual manera, se espera que el diputete de pacotilla de Arturo Soto, además es actual consejero de la Comapa, en la próxima sesión del Congreso, suba a tribuna y presente un exhorto, donde le exija a este mamarracho de gerente, regularice el abasto de agua en Victoria y sino que le exija la renuncia al cargo, pese a ser protegido del ejecutivo estatal, está ahí por él, no por el cabildo de Victoria.

Aquí, también y el cómo diputadillo, tiene responsabilidad con esto del agua, porque a pesar de ser legislador por un distrito de Victoria, se ha quedado “mudo y ciego”, debido a la negligencia de este gerente, como del propio, Ayuntamiento panista que encabeza la tal Pilar Gómez, quien desde como diputada local, tiene culpa en esto de la falta del derecho humano al agua en la capital del Estado, Ciudad Victoria.

Para ser exactos, la Comapa-Victoria a cargo de ese sujeto de marras de Román Castillo y el Ayuntamiento de Victoria, al mando de la sustituta de alcalde, de alguna forma u otra, son cómplices de esta negligencia de la falta de agua en Victoria, no se diga del cabildo, además de las autoridades estatales, quienes no han procedido a “sancionar” este grave problema y que ha sido el dolor de cabeza de los habitantes de Victoria.

Esperemos que alguien tome cartas en el asunto y que no sean las autoridades municipales o estatales, porque ven la tempestad y no se hincan, sino alguna autoridad federal o en su caso la Comisión Nacional de Derechos Humanos, porque no es posible que se siga violando y pisoteando este derecho humano al agua, aquí en Ciudad Victoria.

También, se espera que alguna Barra o Colegio de abogados en Victoria, notarios públicos, hagan algo o mejor dicho actúen en consecuencia, porque ellos como conocedores de leyes, saben qué hacer, cuando se pisotea o se pasan por el arco del triunfo, la Constitución de México, en materia del derecho humano al agua. Así de simple y sencillo.

Por lo tanto, sigue la “indolencia” de la Comapa-Victoria y el Ayuntamiento en sí, con esta desgraciada falta de agua en la capital de Tamaulipas.

Por hoy es todo.
HASTA LA PRÓXIMA.
Correo Electrónico.
leal6418-14@hotmail.com

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *