Los Obispos denuncian las condiciones de las cárceles de Paraguay

0

Asunción, Paraguay.- Después del violento motín que estalló el martes 16 de febrero en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, la más grande del país, en Asunción, durante el cual siete personas perdieron la vida y varias resultaron heridas, la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), en un comunicado publicado en el sitio web episcopal el 19 de febrero, se refiere a las terribles condiciones de las cárceles, y de todo el sistema penitenciario del país, expresando sus condolencias y su cercanía espiritual a las familias que han perdido trágicamente a sus seres queridos. Los Obispos escriben:

“Los hechos demuestran que no tiene sentido una superestructura para detener a personas que tienen cuentas pendientes con la Justicia, si sigue imperando una fuerte corrupción en las cárceles y si no se lleva a cabo una profunda reforma penitenciaria”

Los Obispos paraguayos deploran la ausencia de acciones eficaces para “reducir la población carcelaria no condenada definitivamente y evitar el hacinamiento, que perjudica los derechos fundamentales de todo ser humano”, y expresan su preocupación “por la extrema violencia con la que actúan los grupos criminales”, cada vez más numerosos y violentos, “que condicionan a las autoridades nacionales mediante el chantaje y tienen el control de la población carcelaria”.

“Muchos de los que están privados de libertad y cumplen una condena, o esperan que la justicia actúe de acuerdo a la ley, tienen sueños y esperanzas, tienen familias que los esperan y quieren realmente reinsertarse en la sociedad”

También recuerdan los Obispos de Paraguay que instaron “al gobierno nacional, al poder judicial y al legislativo a redoblar sus esfuerzos” y a tener una mirada más humana hacia quienes están privados de libertad y merecen una segunda oportunidad, que representa una ventaja para toda la población.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario