Por: Alejandro Govea Torres
El Congreso Local se convirtió en una auténtica caja de resonancia por el proceso de desafuero que hay en contra del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, puesto que mientras los legisladores de Morena apoyaron la solicitud de la Fiscalía General de la República (FGR), la bancada mayoritaria del PAN defendió al mandatario estatal señalando que eran falsas las acusaciones y que se trata de una artera venganza política.

La discusión la inició la diputada morenista Edna Rivera López, quien apoyó el proceso de desafuero que solicitó la FGR a la Cámara de Diputados, además de negar que se trata de una persecución política en contra de García Cabeza de Vaca por oponerse a las políticas económicas y sociales implementadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En respuesta, los legisladores del PAN señalaron que resulta evidente el artero ataque en contra del mandatario estatal, ya que no les gustó la exhibida dada luego de que se demostró la falsificación de documentos oficiales de Protección Civil de Tamaulipas que utilizó la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para tratar de engañar a la sociedad mexicana acerca del motivo que propició el apagón registrado el pasado 28 de diciembre y que perjudicó a más de 10 millones de personas en 12 entidades federativas.

A propósito, resulta sospechoso que el director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, haya reservado por dos años la información acerca del apagón de diciembre pasado, puesto que se había comprometido a realizar una exhaustiva investigación para dar con quienes falsificaron el reporte de Protección Civil de Tamaulipas, pero sobre todo cuando argumenta razones de seguridad nacional.

El ardid de Bartlett Díaz nadie lo cree, sin embargo, demuestra claramente que no están dispuestos a reconocer el fracaso de la llamada 4° Transformación y que utilizarán todos los recursos legales y extralegales para ocultar sus deficiencias en torno a la generación de electricidad.

De regreso con la caja de resonancia en que se convirtió el Congreso Local, no hay duda que la confrontación que hubo entre legisladores de Morena y del PAN sólo sirvió para desahogar sus pasiones políticas, por lo que dejaron pasar la oportunidad de tener un debate de altura, sobre todo cuando está en discusión sí el proceso de desafuero contra el gobernador García Cabeza de Vaca se queda o no en la Cámara de Diputados.

Varios constitucionalistas coincidieron en señalar que como los delitos en contra del gobernador tamaulipeco son de orden federal, el proceso de desafuero le corresponde exclusivamente a la Cámara de Diputados, desechando de esta manera la creencia que sería el Congreso Local, que tiene mayoría panista, el encargado de decidir la suerte de García Cabeza de Vaca.

El coordinador de la fracción de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, ya lo había comentado desde el pasado miércoles, cuando surgió precisamente esta inquietud en torno al proceso de desafuero contra el gobernador García Cabeza de Vaca.

Afirmó que con la reciente reforma del proceso federal penal para castigar con mayor severidad los delitos de delincuencia organizada, operación con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada, todos los casos se tratarán en el ámbito federal.

Ayer por la tarde, como se había anunciado, se ratificó la denuncia de la FGR para iniciar formalmente el proceso de desafuero en contra de García Cabeza de Vaca, quien insiste en declararse inocente y reiterar en que se trata de una venganza política en contra de él.

En otro tema, el Comisionado del PT en Tamaulipas, Alejandro Ceniceros Martínez, pidió que los alcaldes que buscan ser reelectos el próximo 6 de junio, soliciten licencia por ética y mayor transparencia, ya que no se vale entregar obras y apoyos a sus conciudadanos porque se promocionan con recursos públicos.

La solicitud del dirigente petista se basa en la necesidad de que todas y todos los contendientes por algún cargo de elección popular “tengan piso parejo”, como dicen en el argot electoral, pero no se fijó que los alcaldes Mario Alberto López Hernández de Matamoros y Adrián Oseguera Kernión de Madero, surgidos de la coalición “Juntos Haremos Historia” integrada por Morena, PT y PES, ya externaron sus deseos de buscar la reelección.

Seguramente, ambos alcaldes le mandarán a decir a Ceniceros Martínez: “no me ayudes compadre”, sobre todo ahora que nuevamente Morena y PT van en coalición para enfrentar a candidatas y candidatos del PAN, PRI, PRD, PVEM y MC además de los nuevos partidos políticos, como es el caso de Redes Sociales Progresistas (RSP) y Partido Encuentro Solidarios (PES).

Y hablando de los nuevos partidos políticos en la entidad, resulta que el Partido Fuerza México, que dirige a nivel estatal Yadira Cepeda Sosa, se podría quedar con las ganas de participar en la contienda del próximo 6 de junio, luego de que el Tribunal Electoral de Tamaulipas (Trieltam) decidió por mayoría declarar improcedente el registro por no presentar en tiempo y forma su plataforma electoral para cumplir con la Ley Estatal Electoral.

Correo electrónico: jagovea_52@yahoo.com

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *