Quito, Ecuador.- El director del SNAI, Edmundo Moncayo, descartó el martes víctimas mortales entre el cuerpo de custodia, pero habló de “policías que han sido heridos”, sin precisar el número.

La SNAI indicó el miércoles en un comunicado que “se encuentra controlada” la situación en las cárceles de Guayaquil, Cuenca y Latacunga que fueron escenarios de las violentas revueltas.

La institución añadió que “continúa desarrollando el levantamiento de información de las pérdidas humanas y demás aspectos relacionados con los enfrentamientos” dentro de las prisiones.

La Defensoría del Pueblo tildó de “masacre sin precedentes” los amotinamientos, que también dejan reclusos heridos, según autoridades.

Ante la situación, el presidente Lenín Moreno ordenó al ministerio de Defensa “ejercer un estricto control de armas, municiones y explosivos en los perímetros exteriores” a las cárceles.

El mandatario debió declarar estados de excepción para el sistema carcelario y movilizar a los militares en 2019 y 2020 para fortalecer el resguardo ante el alto grado de violencia.

El año pasado se registraron 103 asesinatos en las penitenciarías, de acuerdo con la Defensoría del Pueblo.

Ecuador cuenta con unas 60 prisiones, con capacidad para albergar a 29 mil personas y en las que hay una sobrepoblación de 30% (38 mil reclusos). El propio cuerpo de seguridad comprende unos mil 500 guardias, registrándose un déficit de por lo menos dos mil 500 custodios.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *