La Habana, Cuba.- Cuba aprobó un ley en contra del maltrato de los animales, solicitado hace mucho tiempo, una normativa que algunos activistas elogian como un inusual triunfo de la sociedad civil en la isla.

La medida, que tiene como objetivo prevenir el abuso, crueldad y crear una conciencia sobre el bienestar animal, marca un avance cultural en una nación donde las peleas de perros ilegales y gallos son comunes en el campo, además abundan los animales callejeros y se observan a menudo en las costas cadáveres de pollos y palomas sacrificados en rituales religiosos.

“Cuba era uno de los pocos países de América Latina que no tenía una ley en contra del maltrato de los animales y ahora tenerla es para nosotros una alegría inmensa”, dijo el médico veterinario Fernando Gispert, presidente de la Sociedad de Clínica y Cirugía Veterinaria en su filial de La Habana.

El Ministerio de Agricultura de Cuba dijo que el decreto, que regula experimentos científicos, el manejo de perros callejeros y prácticas veterinarias, responde a preocupaciones expresadas en un debate nacional sobre la nueva Constitución de Cuba hace tres años.

Sin embargo, durante décadas, activistas por los derechos de animales han pedido una legislación sobre el maltrato de los animales, en gran parte a través de canales oficiales del Estado.

En 2019, grupos defensores de los animales organizaron una inusual marcha en La Habana para instar al fin del maltrato animal y la aprobación de una ley. y así hacer presión ante las autoridades legislativas.

“Ha sido un camino arduo, una batalla, y marca un antes y un después”, dijo en su página de Facebook el grupo Cubanos en Defensa de los Animales.

La aprobación del decreto subraya hasta qué punto la sociedad civil cubana se ha fortalecido, en particular gracias al despliegue de Internet que ha aumentado el flujo de información y ha permitido a los ciudadanos movilizarse mejor, según analistas.

“Si bien es importante, esta ley es un fruto relativamente fácil que tanto el gobierno como los activistas pueden celebrar por haberlo recogido en una tensa colaboración”, dijo el experto en Cuba, Ted Henken, del Baruch College en Nueva York.
Sacrificios de animales

La creciente voz de activistas ha propiciado una proliferación de iniciativas ciudadanas para rescatar y esterilizar a los animales sin dueño y limpiar las costas y cauces de restos de sacrificios de animales.

“Estamos luchando para que los animales muertos no sean depositados en espacios públicos, ni los dejen en cada esquina de las calles”, explicó, José Manuel Pérez, presidente de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba.

El Ministerio de Agricultura de Cuba dijo en un comunicado en su sitio web que los sacrificios de animales no serían prohibidos, aunque el decreto establece que se realizarían de forma “compasiva y rápida, con evitación del dolor y el estrés, garantizando una correcta manipulación”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *