Por: Gricelda Guerra Romero
Tras la protesta manipulada del pasado fin de semana, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y su equipo de abogados se prepara para iniciar su defensa (por cierto un abogado carísimo que cobra 500 dólares la hora), tras recibir la notificación sobre la admisión de la denuncia en su contra por los presuntos delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y evasión fiscal equiparada.

Por lo que el mandatario tiene siete días naturales para que manifieste por escrito lo que considere pertinente a su defensa, mientras el mandatario asegura que las acusaciones serán desmentidas.

Por lo pronto ya metió mano el Congreso del Estado para blindarlo, al establecer las reglas en las que se basaran cuando reciban la solicitud de desafuero en contra del mandatario.

Se estableció un proceso de homologación de la dictaminarían que haga la Cámara de Diputados, Se sustanciaran las pruebas y se evaluara que las acusaciones en contra tengan fundamentos probados y que no sean solo acusaciones de índole político.

Pero el que venga a decir Gerardo Peña que la legislatura de Tamaulipas será transparente e imparcial, en la Declaración de Procedencia contra el mandatario Francisco García Cabeza de Vaca, que procederán conforme a derecho, pues esta de dudarse, dado a que a ojos vistos están actuando de manera a que no habrá la imparcialidad que prometen.

Al contrario, lo que están demostrando es que, si es o no inocente, para los panistas el mandatario desde ya es un angelito, al que le quieren acharar delitos no cometidos, y por el que moverán cielo, mar y tierra por proteger contra todo aquel que ose acusarlo.

Pero con este proceder corren los azules un riesgo muy grave, que podrían pagar el próximo 6 de junio, factura que miles de tamaulipecos podrían cobrarles por mas maniobras que realicen para conservar los espacios que actualmente poseen.

Basta ver aun los ecos de la marcha (forzada) realizada el domingo, la que recibió la desaprobación de un considerable número de tamaulipecos, que les reprochan el convocar a protestar en tiempos de pandemia, incluso ya se presentó demanda contra los organizadores por el delito de Peligro de Contagio, lo que se verá dentro de 14 días si la manifestación propicia o no a que se incrementaran el número de contagios

Por cierto, fueron diputados locales, federales y alcaldes azules quienes en cascada solicitan licencia para separarse de sus cargos para enfocarse en preparar su campaña política, tales son los casos de Mario Ramos Tamez, diputado federal, quien buscara la diputación local por el distrito 14 de Ciudad Victoria.

Al igual el alcalde Enrique Rivas y la diputada Iveth Bermea, quien según informo en redes sociales, que la de este martes seria su última sesión, al pedir licencia para empezar a preparar campaña para la alcaldía de Matamoros, por lo que sus compañeros de bancada le dieron la despedida.

Por su parte el diputado federal Héctor Joel Villegas alias “El Calabazo” pidió licencia para registrarse y buscar la candidatura a la alcaldía de Rio Bravo por Morena, acción que repetirá este miércoles, pero en el Congreso Local el diputado Rigoberto Ramos, quien aspira a la alcaldía de Reynosa, esto apenas comienza.

Pocos se tragan el cuento del líder del Sindicato de Jornalero y Obreros Industriales de Matamoros, Juan Villafuerte cuando este convoca a la prensa, bueno no a todos, porque al igual que ciertos personajes se niegan a incluir a aquellos que consideren incomodos.
Pues bien el líder obrero juraba y perjuraba ante los medios que es y seguirá siendo priista, que el solo fue atiendo una invitación de carácter personal y no como dirigente sindical, que así como él fue también asistieron representantes de otros sectores de Tamaulipas, pero….entonces ¿porque subió al estrado si solo iba como un simple mortal? ¿porque portar la camisa del SJOIMM?¿porque dejarse utilizar para demostrar que el sector obrero apoya a Cabeza de Vaca? Aunado a que las acusaciones que enfrenta el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca son de carácter personal no como mandatario, por lo que no se debió involucrar al estado, ya que los tamaulipecos no son los demandados, pero que venga a decir Villafuerte que él está protestando por lo que pasa en Tamaulipas, por favor ni él se la cree, mucho menos los matamorenses, sobre todo los obreros que se sienten traicionados por su líder, que lo mismo le promete amor eterno al PRI, pero cada vez que le truenan los dedos desde Palacio estatal corre a su encuentro.

De esta manera dicen, el líder obrero buscaría garantizar posiciones políticas en los próximos cabildos, en caso de que gane el PRI o el PAN.

Mientras que siguen las inconformidades por parte de elementos de la policía estatal en el municipio de Altamira, al grado que la mañana del martes estos se negaron a salir a laborar, al no tener respuestas a las peticiones hechas el pasado domingo.

Según los elementos policiacos las inconformidades son principalmente por el tema de los viáticos, y es que los alimentos que reciben son de muy mala calidad, como dirían ‘pal perro´, además del pago de prestaciones, becas e instalaciones dignas.

La comida que se les proporciona es tan mala que de plano no la consumen, por lo que tiene que desembolsar de sus ingresos recursos para alimentarse, pero el problema es que el pago de viáticos les llega incompleto, eso sin contar que en el complejo de Seguridad Altamira están en precarias condiciones, además de las constantes fugas de agua que se registran.

Pero ya hay advertencia por parte de los uniformados si no hay un pronto respuesta, pues tomaran sus unidades para trasladarse a la Capital del Estado y hacer un plantón como medida de presión para que sean atendidas sus demandas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *