Edificio sede de la Secretaria Estatal de Educación (SET), en Ciudad Victoria, Tamaulipas, México.

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con contratos de engaño, el Gobierno del Estado de Tamaulipas, mantiene trabajando a profesionistas sin darles derechos laborales y después despedirlos sin indemnización alguna, esto quedó al descubierto mediante la ejecutoria 917/2019 mediante la cual Magistrados Federales otorgaron el amparo a una asistente en la Secretaria de Educación (SET), a fin de que la autoridad laboral tome en consideración cláusulas de subordinación en Contrato.

El Magistrado Francisco Javier Rocca Valdez, del Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Décima Región en Saltillo, Coahuila, determino que, la autoridad laboral omitió llevar a cabo un análisis fundado y motivado del contrato de prestación de servicios ofrecido por la demandada, con la finalidad de determinar si existió el elemento de subordinación propio de un contrato de trabajo, en términos del artículo 20 de la Ley Federal del Trabajo, en relación con el diverso 134, fracción III, del citado ordenamiento.

El cuatro de abril del 2019, la asistente, acudió ante el Poder Judicial Federal en esta capital para presentar demanda en contra del Tribunal de Conciliación y Arbitraje para los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios (Tcatsem), por el Laudo del juicio laboral 722/E/2017; el expediente fue enviado al Centro Auxiliar de la Décima Región en Saltillo, Coahuila, para la emisión de sentencia.

El Magistrado Francisco Javier Rocca Valdez, a quien correspondió estudiar el asunto, determino que, del contenido de las cláusulas quinta y sexta, se aprecia que en el Contrato se estipuló que la actora prestaría sus servicios en cualquier hora y lugar que sean requeridos, e incluso se estableció que la ubicación y horarios para desempeñarlos se fijarían de acuerdo a las necesidades propias del trabajo o avance de la tarea encomendada, las condiciones climatológicas y trabajos específicos.

Además, que la profesionista se obligaba a prestar sus servicios, estando disponible las 24 horas del día, los 365 días del año; así como a trasladarse a los lugares que se le indiquen de acuerdo con las instrucciones expresadas tanto de manera verbal, escrita o por medios electrónicos; ante lo cual el Pleno Judicial otorga el amparo para que el Tcatsem, proceda al análisis fundado y motivado de la naturaleza del vínculo entre las partes.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *