Por: Alejandro Govea Torres
¿Dónde quedaron los valores morales, como el no mentir, no robar y no traicionar, que promueve el presidente Andrés Manuel López Obrador?

Todo parece indicar que no fueron tomados en cuenta por la dirigencia nacional de Morena, que preside Mario Delgado Carrillo, en la reciente nominación de contendientes para las elecciones del próximo 6 de junio, como se puede constatar en el hecho de que día a día surgen denuncias y airadas protestas por la supuesta venta de candidaturas a lo largo y ancho del país.

La protesta más reciente de morenistas inconformes se registro en Ensenada, Baja California, durante un acto de campaña de la candidata de Morena a la gubernatura, Marina del Pilar Ávila Olmeda, en donde con pancartas y lonas reclamaron a Delgado Carrillo la designación del exdirigente estatal Ismael Burgueño Ruiz como candidato a una diputación local.

Los inconformes morenistas no sólo cuestionaron la veracidad y legalidad de las encuestas realizadas por Morena para entregar las nominaciones, sino también amenazaron con irse a otros partidos políticos para apoyar las campañas y promover el voto a favor de otros candidatos.

Esta misma situación seguramente se vivirá en los próximos días en Tamaulipas, debido a que también aquí crece día a día la inconformidad por las nominaciones hechas por la dirigencia nacional que preside Delgado Carrillo, entre las que destaca designación de Carlos Peña Ortiz, como candidato de Morena a la alcaldía de Reynosa.

Se habla de que la nominación del hijo de la actual alcaldesa Maki Ortiz Domínguez fue una orden directa de López Obrador, por lo que Delgado Carrillo sólo cumple la instrucción presidencial, pero ni siquiera así convence a los morenistas inconformes que están en contra del “maximato” que pretende imponer el tabasqueño en Reynosa.

La insurrección morenista se encuentra en plena marcha y se inició con el registro del activista social Giovanni Barrios Moreno a la alcaldía de Reynosa por parte de la dirigencia estatal de Morena, Enrique Torres Mendoza.

Y más ahora que el coordinador de la fracción de Morena en el Congreso Local, Ulises Martínez Trejo, calificó de mercenario a Delgado Carrillo por la venta de candidaturas para el proceso electoral del 2021.

Martínez Trejo también involucra al diputado federal de Morena, Erasmo González Robledo en la venta de candidaturas, por lo que la insurrección podría estallar de un momento a otro en Tamaulipas.

Lógicamente que las denuncias en contra de Delgado Carrillo tendrán que ser probadas, pero no hay duda de que destacados morenistas se han rebelado en contra de él, como es el caso del legendario militante de la izquierda Porfirio Muñoz-Ledo Lazo de la Vega, quien no fue incluido en la lista de candidatos plurinominales de Morena para las elecciones del 2021.

De igual forma, Martínez Trejo deberá probar las acusaciones que lanzó en contra de González Robledo, quien buscará ser reelecto en la elección del próximo 6 de junio como representante popular del VII distrito electoral federal con cabecera en Madero.

Por otra parte, pero sin dejar el tema de la corrupción en la entrega de candidaturas, resulta que el actor Alfredo Adame Von Knoop, candidato de Redes Sociales Progresistas (RSP) para la diputación federal del XIV distrito electoral con cabecera en Tlalpan, en la Ciudad de México, salió a los medios informativos para desmentir la veracidad de un audio que circuló el pasado fin de semana en redes sociales que ha causado la indignación de la sociedad mexicana.

En el audio se escucha una voz, en forma aparente del controvertido actor de telecomedias, que dice: “nos darán 40 millones de pesos, y nos chingamos 25, esos son los negocios”.

Incluso, en otro segmento de la grabación, se escucha decir: “Los dueños de este partido son López Obrador, Ebrard y Elba Esther”, cuyo audio se difundió en forma masiva a través de las redes sociales.

En otro tema, no hay duda de que en Morena se actúa en forma improvisada o al bote pronto, como se puede constatar ahora que de nueva cuenta utiliza a todo un experto en organizar y mantener protestas o plantones en contra de quienes están en contra de las decisiones de López Obrador.

Una vez más fue convocado Armando Monter Jacinto para organizar una protesta en la sede nacional del Instituto Nacional Electoral (INE) en la Ciudad de México para que se le devuelva la candidatura de Morena a la gubernatura de Guerrero a Félix Salgado Macedonio.

Nada más que la protesta debió ser en la sede del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que debe resolver en los próximos días si las acusaciones de los consejeros del INE en contra de Salgado Macedonio resultan válidas para quitarle la candidatura morenista a la gubernatura de Guerrero.

Monter Jacinto saltó a la fama en el 2019, cuando mantuvo por varios meses una protesta en contra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por supuestas irregularidades en las elecciones presidenciales del 2018.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *