Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— El hartazgo social provocado por el gobierno estatal panista de Cabeza de Vaca, se reflejó en el repudio ciudadano a los candidatos postulados por este partido, y benefició indirectamente a MORENA.

En efecto, los electores dieron un voto de castigo a Cabeza de Vaca al sufragar a favor de los abanderados de MORENA, que resultaron ganadores en algunas de las ciudades más grandes del Estado.

Pero además, la siguiente Legislatura estará integrada por una mayoría de representantes populares de MORENA, que indudablemente emplazarán al Gobernador a transparentar las cuentas públicas.

Los resultados de la elección dominical son preliminares, pero la tendencia favorece a MORENA pues el PAN sufrió una caída de popularidad debido a que Cabeza de Vaca escogió candidatos de entre sus amigos, incondicionales y compadres.

De acuerdo a reportes extraoficiales, el próximo Congreso local tendrá 16 diputados de MORENA de mayoría relativa, más cuando menos otros dos de representación proporcional.

El PAN sólo obtuvo 6 diputados de mayoría relativa y recibirá cuando menos tres de representación proporcional.

Cabeza de Vaca enfrenta una difícil situación política y jurídica, pues al no poder tener por más tiempo el manejo del Congreso local, sus cuentas públicas serán escudriñadas con lupa y los resultados, dados a conocer al Ministerio Público.

También se disolverá automáticamente, la homologación practicada en el Congreso local, que dotó de fuero a Cabeza de Vaca, para impedir la ejecución de la orden de aprehensión girada en su contra, por la Fiscalía General de la República.

Para decirlo en plata limpia, Cabeza de Vaca es hombre al agua.

Los grandes ganadores de la contienda fueron, entre otros, los presidentes municipales de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, de MORENA, y Jesús Nader, de Tampico, del PAN.

También debemos agregar a la lista de grandes ganadores a Eugenio Hernández Flores y a Carlos Enrique Cantúrosas Villarreal, pues al verse disminuido el poder de Cabeza de Vaca, ya no podrá mantenerlos inmovilizados.

Hernández Flores tiene más de tres años sufriendo de reclusión penitenciaria, por maniobras legaloides orquestadas por el mandatario panista, en tanto que Cantúrosas Villarreal está exiliado, para escapar del asedio judicial.

López Hernández, La Borrega, consiguió ser reelecto como presidente municipal con la votación más alta por un candidato en Matamoros y con la votación con mayor margen porcentual en todo el Estado.

El maestro Mario Alberto obtuvo más de cien mil votos, rompiendo el récord de Erick Silva Santos, que llegó al poder con 98 mil votos.

En Tampico, Jesús Nader volvió a ratificar su condición de mejor presidente municipal de México, con el refrendo del voto popular que lo mantendrá otros tres años al frente del gobierno porteño.

Américo Villarreal Anaya también entregó buenas cuentas como delegado general de MORENA en Sinaloa, pues el candidato que apapachó, Rubén Rocha Moya, lleva la delantera en los resultados preliminares y será Gobernador.

El médico Villarreal Anaya operó con gran destreza la estrategia política-electoral en Sinaloa, y cuando regrese a Tamaulipas con la medalla colgada al pecho, lo pondrán en la primera fila de aspirantes a la nominación estatal.

En Nuevo León hubo sorpresas tras de que hablaron las urnas, pues Samuel García, del Partido Movimiento Ciudadano, se perfila como Gobernador electo, en tanto que Luis Donaldo Colosio Riojas, del mismo partido, será presidente municipal de Monterrey.

Gustavo Cárdenas Gutiérrez también pertenece al MC luego de su renuncia al PAN, pero por la derrota de sus candidatos en Tamaulipas, salta a la vista que necesita de unas clasecitas, para mejorar su desempeño político.

El mismo Gustavo fue candidato a diputado local pero derrotado en las urnas, aunque se integrará a la siguiente Legislatura en calidad de diputado de representación proporcional.

Retomamos el tema de Samuel, para agregar que la gubernatura de Nuevo León se le puede caer pues tiene encima una investigación federal, por la presunción de mantener nexos con la delincuencia organizada.

En cuanto a los derrotados azules debemos agregar a Enrique Rivas Cuéllar de Nuevo Laredo, Ivett Bermea de Matamoros, Miguel Angel Almaraz de Río Bravo, que fueron arrollados por ese trayler llamado MORENA.

También le fue muy mal al PAN en la contienda por diputaciones federales, pues apenas retuvo dos de las nueve que estuvieron en juego. Los distritos de Victoria y Tampico se están pintando de azul, aunque puede haber sorpresas.

En otros temas, se descongelaron por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda, las cuentas bancarias de la esposa y uno de los hermanos de Cabeza de Vaca.

Bien dicen que en política no existen las casualidades, y los escépticos tejen especulaciones sobre la aplastante derrota azul en Tamaulipas, y el beneficio federal que recibió la familia Cabeza de Vaca.

Hay qué hacer la aclaración de que la UIF niega tener información de la orden de descongelar esos bienes, y de que ese presunto beneficio no incluye las cuentas de Francisco.

No es novedad que el PRI no consiguió diputaciones federales, y apenas unos pocos Ayuntamientos y curules, pues Edgar Melhem Salinas está librando una guerra sin tener a la mano suficientes municiones.

Pilar Gómez Leal, Arturo Soto Alemán, Mario Alberto Ramos y Oscar Almaraz Smer, panistas, también se asumen como derrotados, aunque éste último peleaba como gato boca arriba, haber ganado la diputación federal.

En Nuevo Laredo, Yahleel Abdalá Carmona, ex priísta que fue derrotada como candidata del PAN a presidenta municipal, tiraba ayer patadas de ahogado en conferencia de prensa, y se le respeta ese derecho.

Ayer fue Día de la Libertad de Expresión, pero no hubo eventos oficiales ni supimos de encuentros festivos de funcionarios con comunicadores.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *