Roma, Italia, Europa.- El Turquía-Italia dará en el Olímpico de Roma el pistoletazo de salida a la Eurocopa 2020 un año después de lo previsto a causa de la pandemia, el torneo más ‘universal’ con once sedes por todo el continente, al que acuden Francia y Portugal con los galones de vigente campeona del mundo y de defensora del título.

El futbol europeo pone en marcha hoy su gran fiesta en cuanto a selecciones se refiere. 24 equipos en liza, 24 sueños y un solo ganador que se conocerá el 11 de julio en el estadio londinense de Wembley, escenario, entre otros partidos, de las semifinales y la final.

51 partidos desde Bakú a Sevilla, separadas por más de 6 mil kilómetros, pasando por San Petersburgo, Budapest, Bucarest, Copenhague, Amsterdam, Roma, Múnich, Glasgow y concluyendo en la capital inglesa, definirán al nuevo campeón europeo.

Francia comparece como la gran favorita al título. La actual campeona mundial dispone de un conjunto tremendo en todas sus líneas y se ha ‘reforzado’ con la vuelta del madridista Karim Benzema.

La lista de Didier Deschamps no ofrece desperdicio ni resquicio alguno. Junto a Benzema, la línea atacante, con Kylian Mbappe y Antoine Griezmann, es absolutamente temible. En la medular emerge N’Golo Kante con la Champions bajo el brazo al lado de los Paul Pogba, Adrien Rabiot o Thomas Lemar; y atrás resaltan los Raphael Varane, Presnel Kimpembe, Lucas Hernandez, Jules Kounde, Benjamin Pavard o Clement Lenglet.

Con esta base Francia se coronó campeona universal en Rusia 2018. Viene de perder la última final continental como anfitriona ante Portugal y quiere desquitarse. Pero sobre todo llega con ese bloque temible, en lo técnico y en lo físico.

El cuadro luso mostrará los galones de vigente campeona en una edición un tanto reivindicativa para Cristiano Ronaldo tras tener que retirarse al inicio de la última final y una temporada complicada en la Juventus.

Fernando Santos dispone de una base parecida, con ilustres de los últimos tiempos y con jóvenes figuras como el central del Manchester City Ruben Dias, herido tras perder la Champions ante el Chelsea, y Joao Felix, la gran esperanza del Atlético de Madrid al que también le ha podido faltar algo de protagonismo en la consecución de LaLiga.

Lo peor para ambos es que comparten el grupo de la muerte, el F, junto a otra de las grandes potencias, Alemania, y una Hungría que se niega a acudir como comparsa y sueña con dar la campanada y alcanzar, como en Francia 2016, los octavos de final.

Por su parte, Bélgica tratará de dar el salto definitivo que tanto tiempo lleva buscando con una generación casi irrepetible, aunque al español Roberto Martínez, técnico de los Diablos Rojos, le ha surgido el problema de la lesión en la final de la Champions de su mejor hombre, Kevin de Bruyne.

Otra incógnita será el rendimiento que pueda dar Eden Hazard, la otra gran referencia de esta generación belga, después de dos campañas sin apenas jugar en el Real Madrid a causa de las lesiones.

Para su fortuna, Martínez tiene un gran fondo de armario del que echar mano esta Eurocopa y un Romelu Lukaku pletórico tras llevar al Inter a ganar la Serie A.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *