Impugnaciones

Por: Gricelda Guerra Romero
Cuando los matamorenses pensaban que el tema de las elecciones municipales era caso cerrado, pues resulto que no, cuando previo al fin de semana trascendió la impugnación que realizara un ciudadano de nombre Carlos García González, según el a nombre de ciudadanos matamorenses, contra el proceso en el que resultó ganador Mario López Hernández, demandando que las elecciones sean nulificadas.

Su argumento es que en Matamoros aparecieron 1800 boletas para la elección del municipio de Altamira, por lo que el susodicho sospecha, cree, intuye que ese número de boletas para la elección de Matamoros debieron aparecer en aquel municipio, por lo que se estaría votando allá para el alcalde de esta ciudad fronteriza, abriendo ilegalmente casillas en aquel municipio, algo que es inconcebible, según lo ha declarado la consejero presidenta del IETAM, Delia Arellano. Eso al considerar la extrema vigilancia que hubo por parte de partidos, ciudadanos y los mismos integrantes del IETAM, así como ciudadanos que participaron día y noche en el reconteo de boletas electorales

Aun cuando los números de las casillas no coinciden con este distrito electoral, además que los integrantes del consejo municipal y representantes de todos los partidos, fueron testigos que todo el proceso se llevara conforme a derecho, nulificando las boletas con folio repetido y las boletas que llegaron a este municipio de manera errónea, por lo que anular un proceso donde el candidato ganador tuvo más de 108 mil votos es más que improcedente.

Lo curioso del caso es que la denuncia carece del respaldo de una credencial de electoral, por lo que hay quienes suponen que el denunciante seria el esposo de la candidata del PAN Ivett Bermea, cosa que no se pude confirmar, por lo que también existe la posibilidad de que sea un homónimo, por lo que sería bueno que saliera Carlos García a aclarar esto.

Por lo pronto el IETAM en Matamoros dará seguimiento a esta denuncia, pero por lo declarado por la consejera presidenta, es más que imposible revertir el avasallante triunfo de Mario López en Matamoros.

Cambiando de municipio, finalmente los reynosenses pueden respirar aliviados, luego de que el gobierno municipal le entró al quite para solucionar el conflicto que tenía la CFE con la Comapa, por un adeudo de 60 millones de pesos, motivo por el cual le termino cortando el suministro eléctrico de manera escalonada, ocasionando que miles de familias, empresas y comercios resultaran afectados con la suspensión del vital líquido en horas de mayores actividades (8 de la mañana a 12 del mediodía).

Por más reuniones que sostuvo el gerente de la Comapa con directivos de la CFE, tratando de llegar a un acuerdo, no se llegaba a ningún lado y es que sin pe$ito$ por delante la CFE no aceptaba negociar, y es que esta dependencia federal ha demostrado que no es beneficencia pública y así como se la aplica a los simples mortales, cortándoles la luz cuando no pagan, pues a la Comapa se la terminaron aplicando igual, salvo que a esta le dieron tiempo para cubrir el adeudo, cosa que no sucedió ante la mala situación financiera por la que atraviesa e organismo operador del agua, al reducirse el número de usuarios que pagan durante esta pandemia, aunado a la mala administración que se ejerció al interior de la dependencia el año pasado, donde abundaron los aviadores y ante la alta nomina ocasiono este quebranto financiero.

Por lo pronto el cabildo de Reynosa voto la propuesta para apoyar financieramente a la Comapa, con lo que se firmó un convenio con la CFE para un pago inicial de 17 millones de pesos, 14 que aportara el municipio y 3 que aporta la Comapa, para mensualmente estarse realizando un pago hasta que se cubra el adeudo, independientemente de cubrir el pago por el consumo mensual.

Subsanado este problema el abasto del vital líquido se normalizo en Reynosa, para alivio de familias, empresarios y comerciantes, pero en cuanto al tema de los aviadores al interior de la Comapa, el nuevo gerente estaría poniendo manos en el asunto.

Siguiendo con la zona fronteriza, en el municipio de Nuevo Laredo, quien todo parece indicar no regresa para retomar su cargo como alcalde, pasado el proceso electoral, en el que participo como candidato a la diputación local por el distrito 1, es Enrique Rivas Cuellar, quien debido a la impugnación que realizo contra las elecciones, en las que termino mordiendo el polvo contra la coalición Juntos Haremos Historia Morena-PT.

Todo parece indicar que estaría en manos del alcalde interino Arturo Sanmiguel el cierre de administración y la transición de poderes con la alcaldesa electa Carmenlilia Canturosas. Y es que la impugnación, por supuestas irregularidades, podría resolverse hasta el mes de septiembre por lo que durante ese tiempo Rivas no podría retomar su cargo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *