Con Morena ¿cómo le va a ir a Tamaulipas?

Por: Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ya son dos encuestadoras las que pronostican que Morena ganará la siguiente gubernatura, con una ventaja de dos a uno.

Faltan once meses para las elecciones y pueden suceder muchas cosas, como se dice en política, pero …

Un decir más es que las encuestas benefician a quien las paga, pero si la mayor parte de las firmas dicen lo mismo de un mes a otro, hay que creerle a esa tendencia.

A grosso modo es lo que puede esperarse después de las elecciones del seis de junio, en que los guindos ganaron mayoría en el Congreso Local, mayoría de escaños federales y las presidencias municipales más importantes por su número de habitantes.

Cuando los comicios están lejos, no creemos que se vayan dar cambios importantes en la intención del voto. La gubernatura ya la tiene en la bolsa Morena, cualquiera que sea su candidato

Hay un sondeo que perfila como el mejor al senador Américo Villarreal Anaya. Si es él, ganaría con más diferencia.

La pregunta es ¿le va a ir bien a Tamaulipas? La respuesta es afirmativa. Terminaría la ríspida relación, de choque directo que el gobierno del PAN ha mantenido con el Presidente López y en general la 4 Transformación.

Los panistas se pelearon con quien no debían, la cocinera.

Empezarán a llegar presupuestos y obras ahora inexistentes porque al panismo, en el gobierno central, no se le tienen confianza para “soltarle” lana, y menos ahora que hay órdenes de aprehensión y juicios en que se pide ídem.

En lenguaje llano, si los azules continúan en el poder, no les van a soltar un peso adicional a lo que tienen derecho.

Si el Gobernador es del mismo partido que el Presidente, es bueno para Tamaulipas. Habrá sinergia, empatía y colaboración. El enfrentamiento no abona para conseguir inversiones.

Ahora no hay obra en Tamaulipas, ni necesarias ni faraónicas. Las pocas que hay son por créditos bancarios que se terminan de pagar por 2042. No las habrá en el último año panista porque el 85 por ciento de las participaciones federales están embargadas por los bancos.

Cada Gobernador, en el último año de su ejercicio, construyó la obra por la que se le recuerda en la historia, con excepción de Egidio Torre Cantú, cuya imagen es que “se fue millonario” ¿cómo recordaremos al panismo?.

En particular en la capital, Enrique Cárdenas dejó la Unidad Revolución Verde con el Centro Cívico y la Torre de Cristal; Manautou el Centro Cultural Tamaulipas; Américo el acueducto y la Unidad Siglo 21; Cavazos Lerma la Rumbo Nuevo, Eugenio el Parque Bicentenario. En cada ciudad dejaron huella ¿por qué se va a recordar al presente gobierno?.

Con Morena en el Palacio del 15 y 16, a Tamaulipas le va a ir bien. No porque le suelten el chorro de los billetes, sino porque habrá voluntad de solicitar y más que nada justificar proyectos.

Xicoténcatl González Uresti como alcalde capitalino, elaboró una lista de 700 ocurrencias por seis mil millones de pesos. Incluyó un nuevo Palacio Municipal y una especie de Observatorio de la Tierra por otro tanto. Al final le autorizaron dos millones para un carnaval. Nunca justificó los proyectos.

No ser del mismo partido abona a la democracia, son contrapesos, pero no para cuestiones presupuestales.

Tema aparte, después de las elecciones cayó hasta el sótano la aprobación ciudadana al gobierno de Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

¿Las causas? Mas vale que cada quien se forme su propia opinión. Los tres factores principales giran en torno a la persona, el partido que lo postuló y el trabajo realizado. Es el triángulo de variables manejables y al alcance de los actores.

Según la empresa Mitofsky, de las más prestigiadas en México, en su evaluación de junio dice que García trae una aprobación del 31.4 por ciento, para colocarse en el penúltimo lugar del ranking nacional.

El sondeo le concede el lugar 31 de los 32 gobernadores, solo por encima de “El Bronco” Rodríguez Calderón, de Nuevo León, que va en la cola.

Un 68.0 por ciento de los paisanos está en desacuerdo con la administración cabecista y el 0.6 respondió que “no sabe”.

Mitofsky hace un comparativo de la aceptación y señala que hace un año, en junio del 2020, andaba en el lugar 14 con el 45.9 por ciento.

A marzo del presente conservaba el lugar nacional 27, y siguió bajando en abril, mayo y hasta la última encuesta de junio en que la calificación llegó a lo más bajo, cuando le falta más de un año para terminar su ejercicio.

A diferencia de El Bronco y Cabeza, el ejecutivo mejor evaluado es Mauricio Vila, de Yucatán, con el 72.4 de aceptación.

Uno de los elementos por los que baja la popularidad de un Gobernador es el “desgaste” por próxima salida, pero Quirino Ordaz, de Sinaloa, está por dejar el poder, pero va en la segunda posición del ranking con un apoyo del 71 por ciento. No es una regla.

Si llega Morena al poder, Tamaulipas será tomado en cuenta para las grandes obras que necesitamos ¿no lo cree usted?.

Después de suspenderlo con motivo del coronavirus, la UAT reanudó su programa de donación de sangre “Más Vida” por parte de personal administrativo, docente y estudiantes, como el fin de arraigar la cultura de colaboración con la sociedad. Se realiza en coordinación con la Secretaría de Salud.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *