Magistrados de Tamaulipas dictan sentencia contraria a derecho en apelación civil

Magistrados Alejandro Alberto Salinas Martínez, Jesús Manuel Gracia Riestra y Egidio Torre Gómez, del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE)

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Los Magistrados Alejandro Alberto Salinas Martínez, Jesús Manuel Gracia Riestra y Egidio Torre Gómez, del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), dictaron una resolución contraria a derecho, toda vez resolvieron que las erogaciones para la manutención de un menor realizadas desde su nacimiento deben intentarse en un nuevo juicio, por lo que mediante la ejecutoria 19072020 Magistrados Federales otorgaron el amparo.

La Magistrada Estela Platero Salado, del Primer Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y Civil del Décimo Noveno Circuito, determino que, los alimentos desde el nacimiento del menor, constituyen una exigencia que sí formó parte de la litis en el juicio de origen, toda vez que ésta se contiene en la prestación identificada como inciso B) de la demanda de origen, consistente en el cumplimiento de las obligaciones que con motivo del vínculo de paternidad se generaron en favor del menor

El 20 de febrero de 2020, los Magistrado de la Segunda Sala Colegiada en Materias Civil y Familiar del STJE, emitieron la ejecutoria del toca 24/2020, mediante la cual se modificó la sentencia de primera instancia emitida en el juicio ordinario civil sobre investigación y reconocimiento de paternidad 386/2019, ante lo cual la madre de la menor recurre al juicio de amparo.

La Magistrada Estela Platero Salado, a quien correspondió estudiar el asunto, determino que, en oposición a lo aducido por la Sala responsable, no es verdad que la mujer no hubiese señalado como prestación el pago de los referidos gastos, porque fue suficiente que solicitara el cumplimiento de las obligaciones inherentes a la paternidad, para estimar que procedía su estudio y condena, al erigirse como una de las obligaciones que se derivan del reconocimiento de paternidad.

De modo que, contrario a lo estimado por la Sala responsable, los alimentos erogados desde el nacimiento del menor sí forman parte de la litis, en los términos analizados, por lo que no hay razón para tramitar en un juicio autónomo o distinto al de la paternidad; ante lo cual el pleno judicial otorga el amparo para que se emita otra resolución en la que prescinda considerar que los alimentos erogados a partir del nacimiento del menor no formaron parte de la litis.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *