Herencias más que malditas

Por: Salvador Leal Luna
A días de que, Eduardo Gattás Báez, alcalde electo por el municipio de Victoria, reciba no una entrega-recepción, sino más bien unas “herencias malditas”. Como es la falta de agua, calles destrozadas, alumbrado público deficiente, aguas negras por doquier, además, un Ayuntamiento en banca rota.

Esto, es lo que a mi juicio recibirá de “la pocha”, María del Pilar Gómez Leal, a partir del primero de octubre de este año. Cuando por fin, termine el calvario que los habitantes de Victoria, hemos recibido, primero por bailador de zumba, un tal Xico y luego, por la imposición de la Texana, como edil, sustituta, ese es el verdadero cargo, no alcaldesa, ese le quedo muy grande.

Estás herencias malditas que recibirá, Gattás Báez de su antecesora panista. Por desgracia, serán una bola de nieve o mejor dicho una papa muy caliente a la que tendrá que entrarle de frente y sin cortapisa, porque de no hacerlo, las cosas se le complicarán. Porque si ella, la sustituta, violo la Constitución de México en su artículo 115, la nueva administración, lo debe de acatar y sino, como se dice, será la misma gata, pero revolcada.

Sin embargo y tengo que decirlo que una entrevista, la sustituta o mejor dicho la gringa, Pilar Gómez, dijo que la nueva administración municipal, por cierto, de MORENA, se tenía que sujetar a ese artículo en mención; es decir el 115 Constitucional. Qué vergüenza, cuando ella y su tal Xico, se lo pasaron por el “arco del triunfo”, pese a que la texana, dicen que es abogada.

Esto es imperdonable por el lado que lo quieran ver. Lo que sí, es que el señor, Gattás Báez tiene en frente un “elefante en blanco”, por así decirlo. A quien, le tendrá que atorar con todo, además de poner a todos los santos de cabeza, para sacar de la barranca este municipio que debe estar catalogado como las ruinas; es decir restos de uno o más edificios destruidos.

Sin duda que el tiempo, se está acercando a la verdadera realidad que enfrentará, Gattás Báez con su pandilla de funcionarios, como de regidores a su favor. Donde no les deberá de temblar la mano, si esas herencias malditas, no tienen sustento legal; es decir, la entrega-recepción, se debe de proceder en consecuencia y sino, para el baile vamos.

Por lo tanto, estás herencias malditas que recibirá a partir del primero de octubre de este año, no será fácil sanearlas, porque son acciones que le corresponden y que deben ser atendidas conforme a ese desgraciado artículo de la Constitución, el cual debe ser acatado a cabalidad y sin tapujo alguno por la nueva administración municipal, sino veremos más de lo mismo.

Lo que también se espera, es que el predicador de México, me refiero Andrés Manuel López Obrador, lo cubra con manto y mano santa y ayude al nuevo alcalde de Victoria. Porque si no de nada servirá el cambio del PAN a MORENA, por así decirlo. Es más, Gattás Báez, sí necesitará del predicador, como de los siervos; es decir, diputados y senadores federales de su partido y sus aliados. Sin dejar fuera a los de Tamaulipas.

En fin, veremos como vienen, porque esa lista que se filtró de su equipo de trabajo, sin duda alguna, deja mucho que desear. Parece más bien, una lista priista que morenista.

Por hoy es todo.
HASTA LA PRÓXIMA.
Correo Electrónico.
leal6418-14@hotmail.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *