No Hay que descartar a Maky

Por: Alejandro Govea Torres
Aunque nadie en las filas de Morena acepta la posibilidad de que la doctora Maki Ortiz Domínguez pueda ser la candidata a la gubernatura en Tamaulipas en el 2022, pero luego coincidieron en señalar en que no hay que descartarla cuando reconocieron que podría ser “palomeada” por el presidente Andrés Manuel López Obrador para cumplir con la equidad de género.

Si bien es cierto que hay otras mujeres en Morena para ser nominadas en el 2022, como es el caso de la senadora María Guadalupe Covarrubias Cervantes y la diputada federal Adriana Lozano Rodríguez, no hay duda de que la también exalcaldesa de Reynosa tiene más habilidad política para lograr sus metas, como se pudo constatar cuando no sólo logró la nominación morenista para su hijo Carlos Peña Ortiz, sino también pudo heredarle el cargo sin mayores problemas.

En las actuales encuestas en torno a los aspirantes a la nominación de Morena a la gubernatura se encuentra en el primer lugar, seguida del doctor Américo Villarreal Anaya y el exdelegado estatal de la Secretaría de Bienestar Social (Sebien) en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal.

A propósito, el nuevo delegado estatal de Sebien en Tamaulipas, Rodolfo González Valderrama, no ha logrado prender en el ánimo de la sociedad tamaulipeca por más esfuerzos que hace, puesto que luego de entregar apoyos económicos o las nuevas credenciales de los beneficiados no saben quién es y preguntas de dónde viene.

Incluso, muchos militantes y simpatizantes de Morena no saben quién es González Valderrama cuando son consultados por los encuestadores para conocer las preferencias que tienen cada uno de los aspirantes.

Y los que lo conocen, coinciden en señalar que llegó tarde al cargo para promoverse porque debió de estar desde el año pasado con la finalidad de estar cerca de la gente y que en la actualidad lo pudieran identificar con facilidad.

De regreso con la posible nominación de la doctora Ortiz Domínguez como candidata de Morena a la gubernatura en el 2022, militantes y simpatizantes morenistas coincidieron en señalar que dicha eventualidad sería como “darse un balazo en el propio pie”, porque causaría una fuerte división interna que la alejaría al partido de López Obrador de obtener el triunfo electoral que se pronostica el próximo 5 de junio del año próximo en Tamaulipas.

Esperan que sea otro el candidato a la gubernatura, ya que Morena tiene todo para ganar la elección, sin embargo, conociendo a López Obrador no se puede descartar esta eventualidad porque tiene el argumento para designar a la doctora Ortiz Domínguez para cumplir con la equidad de género, en caso de que Tamaulipas sea una de las tres entidades federativas que deberán de nominar a una mujer para la contienda electoral del 2022.

En el caso del PAN, todo parece indicar que el actual Secretario General de Gobierno, César Augusto Verástegui Ostos, será el candidato a la gubernatura luego de que los otros aspirantes, es decir Jesús Nader Nasrallah y Gerardo Peña Flores, se han agazapado para darle espacio al nativo de Xicoténcatl.

Verástegui Ostos no sólo se encuentra en primer lugar en las encuestas internas del PAN, sino también conoce muy bien la situación política y social en que se encuentra toda la entidad.

Nader Nasrallah anunció recientemente que emprenderá una gira para estar con los distintos grupos del PAN en toda la entidad, sin embargo, no se le ve el entusiasmo necesario para poder disputarle la nominación de Verástegui Ostos, según apreciaciones de varios panistas consultados.

En torno a Peña Flores, no tiene la menor posibilidad de obtener la nominación del PAN a la gubernatura, según los propios panistas consultados, incluso con el compromiso de no escribir sus nombres, me comentaron que el actual diputado federal plurinominal se le conoce como el “campeón sin corona” porque ha perdido todos los procesos electorales en que ha participado, como sucedió en la contienda electoral del pasado 6 de junio del 2021.

Por otra parte, de nuevo la controvertida directora general del Consejo de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla Roces, se encuentra en medio de una fuerte controversia porque amenazó con despidos y sanciones a todos los empleados y científicos que osen criticar sus decisiones, sin importar que esta en contra de la libertad de expresión consagrada en la constitución.

La “Ley Mordaza” que pretende imponer la directora general del Conacyt refleja claramente la actitud grotesca con que se ha conducido desde que fue nominada para este cargo, puesto que mucho antes de llegar prohibió a sus antecesores que hicieran compras o entregaran apoyos a estudiantes en el extranjero, entre otras actitudes dictatoriales.

Con el pretexto de tener un nuevo Código de Conducta, la señora Álvarez-Buylla Roces prohibió también a los prestadores de servicios del Conacyt de emitir comentarios u opiniones negativas del organismo a su cargo, mucho menos que den a conocer que no les ha pagado sus facturas con el pretexto de que no hay dinero a causa de la austeridad republicana de la 4° Transformación.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *