Juzgado condena a pagar gastos en juicio oral mercantil, pasando por alto que no proceden

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Juzgado Segundo Civil de Altamira, condeno al pago de gastos y costas de un juicio mercantil oral, a una empresa de Tampico, pasando por alto que solo en los juicios mercantiles ejecutivos es donde puede imponerse tal, con lo cual violo la ley, por lo que mediante la ejecutoria 78/2021, Magistrados Federales otorgaron el amparo, para que se prescinda de dicho cobro, con base en jurisprudencia del artículo 1084 del Código de Comercio.

La Magistrada Estela Platero Salado, del Primer Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y Civil del Décimo Noveno Circuito en Victoria, determino que, la responsable al imponer la condena al pago de los gastos y costas en el juicio oral mercantil 199/2020, se sustentó en la teoría del vencimiento en los juicios ejecutivos mercantiles; pasando por alto que el juicio de origen no es ejecutivo sino que es oral mercantil; en consecuencia, el Juez responsable faltó a la obligación que le impone la jurisprudencia.

El criterio del que se da noticia, corresponde a la jurisprudencia 1a./J.1/2018(10ª) de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de la Décima Época, identificada con el registro digital 2016352, Materia Civil, publicada en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Libro 52, Marzo de 2018, tomo I, página 923: “costas en el juicio oral mercantil. No procede la aplicación supletoria de algún ordenamiento procesal para su imposición”.

La Magistrada Estela Platero Salado, a quien correspondió estudiar el asunto, determino que, respecto de la condena en costas en el juicio oral mercantil, basada en el artículo 1084, fracción III del Código de Comercio existe la jurisprudencia, que lo interpretó y obliga al Juez responsable a observar que la condena por vencimiento en los juicios mercantiles únicamente está prevista para los de carácter ejecutivo, de ninguna manera para los juicios orales mercantiles; de no hacerlo, la condena constituye una violación manifiesta de la ley.

El pleno judicial otorga el amparo para que, se deje insubsistente la sentencia reclamada; y se dicte otra en la que, con plenitud de jurisdicción resuelva nuevamente sobre la pretensión de pago de gastos y costas, para ello deberá prescindir de considerar dicha condena con base a la fracción III, del artículo 1084 del Código de Comercio y analizar si se actualiza alguno de los otros supuestos establecidos.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *