Burkina Faso suspende internet durante 96 horas por “seguridad pública”

Uagadugú, Burkina Faso, África.- El Gobierno de Burkina Faso, país objeto de frecuentes ataques yihadistas, confirmó la suspensión durante 96 horas de la conexión móvil a internet en todo el territorio nacional aludiendo a la “seguridad pública”, después de que los usuarios constataran la falta de acceso a la red desde el pasado día 20.

Según el ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno, Ousséni Tamboura, la suspensión tiene lugar en aplicación de una ley relativa “a la calidad y seguridad de las redes y de los servicios y respecto a las obligaciones de defensa nacional y de seguridad pública”.

Tamboura indicó que la suspensión del internet móvil tendrá una duración de 96 horas desde el sábado pasado a las 20.00 hora local (misma GMT), en un comunicado publicado a última hora de ayer y recogido hoy por la prensa local.

“El internet fijo no se ve afectado por esta decisión”, agregó Tamboura.

Esta decisión del Gobierno de Burkina Faso se tomó después de que el pasado fin de semana la población de Kaya, localidad a unos 100 kilómetros al norte de Uagadugú, la capital, bloqueara a un convoy militar francés que se dirigía de Costa de Marfil a Níger.

Los militares franceses optaron por realizar disparos de advertencia que hirieron a cuatro personas, según indicaron fuentes hospitalarias a la prensa local.

El rumor de que el convoy volvería hacia Uagadugú para tomar otra ruta hacia Níger ocasionó movilizaciones en la carretera por la que debía llegar a la capital así como en Fada N’Gourma, localidad del este del país que se encuentra en otra ruta utilizada también para cruzar al vecino Níger.

La suspensión de la conexión móvil tiene lugar, además, en un ambiente tenso en Burkina Faso después de que el pasado 14 de noviembre al menos 53 personas (49 gendarmes y 4 civiles) murieran en un ataque terrorista en la zona de Inata, en la provincia de Soum, ubicada en la región del Sahel (norte).

A pesar de que Burkina Faso sufre la violencia yihadista desde 2015, este ataque ha generado mucha indignación y tensión en el país y ocasionó la organización improvisada a través de redes sociales de una protesta en Uagadugú para solicitar la dimisión del presidente burkinés, Roch Marc Christian Kaboré.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *