Reintroducen un proyecto que otorgaría tierras a comunidades nativas de Alaska

Juneau, Alaska.- Un proyecto de ley que crearía nuevas corporaciones nativas de Alaska en el sureste de Alaska y les otorgaría tierras forestales federales del Bosque Nacional Tongass se ha reintroducido en el Senado de los Estados Unidos.

Se ha introducido una legislación similar en el pasado y ya se presentó a principios de este año en la Cámara. El proyecto de ley, copatrocinado por la delegación del Congreso de Alaska, enmendaría la Ley de Resolución de Reclamaciones de los Nativos de Alaska permitiendo la formación de cinco nuevas corporaciones urbanas en Ketchikan, Haines, Wrangell, Petersburg y Tenakee. Otorgaría 23.040 acres de tierra que ahora es bosque nacional a cada una de las cinco nuevas corporaciones. Los nativos de las cinco comunidades dicen que quedaron fuera de la histórica ley de 1971 que otorgó tierras públicas a las corporaciones regionales, urbanas y aldeanas con fines de lucro.

“Simplemente no es un evento reciente”, dijo Randy Williams de Ketchikan, parte de la campaña Alaska Natives Without Land y presidente de accionistas de Ketchikan. “En realidad, es algo que sabemos que estuvo mal con la forma en que se aprobó el proyecto de ley final de ANCSA y ahora todos los demás están comenzando a ver eso. Y por eso estamos realmente esperanzados esta vez “.

Las cinco comunidades no cumplieron con ciertos requisitos para el estatus de corporación bajo la ley de 1971. Sin embargo, otros lugares que tampoco cumplían esos requisitos se incluyeron en esa legislación.

Williams dijo que las nuevas corporaciones serían útiles para las cinco comunidades y crearían empleos e ingresos. La tierra podría usarse para el desarrollo económico como turismo, madera, créditos de carbono u otros usos como alimentos o actividades culturales. Los derechos subterráneos o mineros pertenecerían a Sealaska, la corporación nativa regional que ha proporcionado al menos $ 500,000 en capital inicial al grupo de nativos sin tierra.

Las versiones más recientes del proyecto de ley han incluido selecciones de tierras específicas. Los mapas del proyecto de ley del Senado para las selecciones de una corporación Ketchikan son diferentes a la versión de la Cámara. La versión del Senado busca parcelas en la isla Gravina y cerca de Cholmondeley Sound en lugar de parcelas cerca de Red Bay en el norte de la isla Príncipe de Gales y en la isla Hecata. Williams dijo que se realizaron otros cambios a raíz de los comentarios del público. En el área de Petersburg, dos cabañas de recreación del Servicio Forestal de los EE. UU. En Portage Bay se eliminaron de la selección en las versiones de la Cámara y el Senado presentadas este año.

Hay una redacción en el proyecto de ley que continuaría el acceso público para la caza y pesca no comerciales en la tierra. Sin embargo, la medida permite que una corporación restrinja el acceso por varias razones, como limitar el conflicto con el uso comercial de la tierra.

Cecelia Tavoliero es presidenta de la campaña Alaska Natives Without Land y sería accionista de una nueva corporación de Petersburg. Dijo que la preocupación que ha escuchado de los grupos conservacionistas ha sido que las nuevas corporaciones talarán la tierra.

“No podemos hablar por la futura junta cuando se apruebe este proyecto de ley, pero tenemos muchos jóvenes que son muy conscientes del medio ambiente”, dijo Tavoliero. “Así que lo dejaré así. Tenemos esperanzas y esperamos que pase por el comité y luego vaya a marcar y vaya más allá de lo que ha estado antes “.

Busque en Yakutat el ejemplo más reciente de tala en tierras de corporaciones nativas que tiene a vecinos y miembros de la comunidad molestos. Las juntas de las corporaciones propuestas decidirían cómo ganar dinero con las tierras otorgadas en el proyecto de ley.

Becky Knight, residente de Petersburg, sigue siendo una crítica vocal del proyecto de ley.

“Durante años (el senador) Murkowski buscó constantemente todas las vías posibles para extraer tierras del Tongass y ponerlas en manos de la industria maderera o privatizarlas para la extracción de recursos”, dijo Knight. “Las situaciones sobre si las cinco comunidades en su proyecto de ley eran elegibles para establecer corporaciones ANCSA se acordaron y resolvieron en la propia ANCSA. Y entonces su no elegibilidad resistió los intentos de reclamo de tierras en los años siguientes “.

Además de la posibilidad de talar las parcelas, a los oponentes les ha preocupado que el acceso público aún pueda estar restringido en ciertas situaciones. Otros han pedido que ciertas parcelas sigan siendo parte de Tongass o no apoyan la transferencia de caminos forestales y otra infraestructura que se encuentra en algunas de las tierras.

Otros aún ven espacio para el compromiso.

Meredith Trainor es directora ejecutiva del Consejo de Conservación del Sureste de Alaska o SEACC, un grupo de conservación con sede en Juneau. Dijo que su organización reconoce que las tierras que componen el Tongass fueron arrebatadas injustamente a los pueblos indígenas del sureste.

“SEACC apoya los esfuerzos de nuestros socios nativos de Alaska para avanzar en una resolución significativa a los reclamos de la comunidad sin tierra.
(Alaska, es un territorio en América, dependiente de Estados Unidos)

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *