Mueren más niños por la vacuna que por el covid, declara enfermera en Estados Unidos

Washington, Estados Unidos.- Una enfermera que testificó el mes pasado en una audiencia de la Comisión de Salud y Bienestar de la Cámara de Representantes de Luisiana dijo que en su hospital se están produciendo reacciones “aterradoras” a las vacunas COVID, pero que los funcionarios del hospital no informan de ellas.

La enfermera Collette Martin, que lleva 17 años ejerciendo como tal, afirmó que en su hospital de Luisiana se están produciendo coágulos de sangre, infartos, derrames cerebrales, encefalopatías y arritmias cardíacas tras la vacunación con la “vacuna” COVID, y que el personal no informa de ello al Sistema de Notificación de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS).

Martin, que testificó en una audiencia del Comité de Salud y Bienestar de la Cámara de Representantes de Luisiana, dijo al representante estatal Lawrence Bagley que la mayoría de los profesionales médicos de su hospital ni siquiera saben que existe el VAERS.

“La mayoría de nuestras enfermeras, directores de enfermería y algunos médicos ni siquiera saben lo que es el VAERS”, dijo Martin. “He hablado con nuestros jefes de medicina y otras enfermeras sobre por qué no informamos al VAERS, y la respuesta más común es: ‘¿Qué es el VAERS?’”.

Martin dijo que planteó su preocupación por las reacciones adversas a las “vacunas” COVID y la falta de notificación a los administradores del hospital, pero fue “repetidamente desestimada”.

Martin aclaró a los legisladores que el VAERS informaba, en el momento de su testimonio, de más de 18.000 muertes posteriores a la vacunación con COVID, y que, en su opinión, sólo se informa de una parte de las muertes porque su hospital y otros hospitales de la zona “no reportan de nada”.

Martin también dijo a los legisladores que está preocupada por la obligatoriedad de las vacunas COVID para los niños.

Dijo:

“No sólo estamos viendo reacciones agudas graves a corto plazo con esta vacuna, sino que no tenemos ni idea de las reacciones a largo plazo. Cáncer, trastornos autoinmunes, infertilidad. Simplemente no lo sabemos.

“Estamos sacrificando potencialmente a nuestros hijos por miedo a que tal vez mueran, enfermando de un virus, un virus con una tasa de supervivencia del 99%”.

Martin dijo que su hospital ha visto “más niños muertos por la vacuna COVID que por el propio COVID”.

“Es una locura, y no entiendo por qué no lo ve más gente. Creo que lo ven, pero temen hablar y, lo que es peor, ser despedidos”, dijo Martin.

NOTA.- La información a veces es de fechas atrasadas, debido a la censura establecida a nivel mundial por los dueños de los medios de comunicación internacionales, los cuales están al servicio de las elites satánicas que han establecido la mentira de la plandemia, y muchos de ellos tienen inversiones en las farmacéuticas que venden las vacunas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *