“Piedrotas” en el camino de Américo

Por: Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria.- Habíamos comentado en esta colaboración que el pleito Pan-Morena no terminaría con la elección del cinco de junio.

Muy cierto, va para largo, más allá del 31 de septiembre. Los panistas no se quieren ir, buscan el control absoluto del Congreso para mover la varita mágica de control político y presupuestal de los siguientes seis años. Creen que pueden volver al poder.

La instrucción parece dada. El cabecismo le pondrá “piedrotas en el camino” a la administración de Américo Villarreal.

Siguen “mercando” conciencias. La nueva adquisición es la diputada Leticia Vargas Alvarez, del distrito 11 Madero, quien con la mano en la cintura abandonó Morena para incorporarse con los enemigos. Es algo que los guindas echan la culpa al alcalde maderense Adrián Oseguera, por tratarse de su “pupila”.

Cualquier cantidad en efectivo o especie que le hayan dado, no sabe el daño que le hace a Tamaulipas. Con ese voto los panistas logran la mayoría de la legislatura y se encaminan por los 24 escaños que necesitan para reformar la Constitución y Leyes y decretos diversos.

No la tendrá fácil Américo Gobernador. El cabecismo está dispuesto a hacerle la vida imposible en los primeros dos años, por lo menos.

Quiere decir que administrará con un Congreso enemigo que dificultará aterrizar el proyecto de la 4T en Tamaulipas. Lo podrá hacer hasta finales del 2024 si es que el pejismo gana la mayoría legislativa, algo que está a dos años de distancia.

No solo eso. Los panistas tratarán de conservar la Fiscalía General del Estado. El fuereño Irving Barrios ya comentó que no va a renunciar al cargo para el que fue designado hasta el 2027, o sea cuando termina el gobierno de Américo.

El proyecto es “sembrar” a otro de los pilares de la represión contra los presidentes municipales, a Jorge Espino Ascanio, Auditor Superior. Fue nombrado el 9 de febrero del 2017 por espacio de siete años con posibilidades de “repetir”. Con mayoría lo puede ratificar la 65 legislatura.

Fiscalía y Auditoría son las instituciones que el cabecismo ha utilizado para perseguir y reprimir a sus enemigos.

Américo no podrá implementar ni un proyecto de derechos humanos acorde con los principios de Morena porque la titular de la CEDHT, Olivia Lemus (solo tiene un apellido) dejará la chamba hasta abril del 2024. No va a renunciar y menos si recibe instrucciones de quien la colocó en la nómina.

Por la ruta que han tomado, su idea que tienen es mantener “copado” al nuevo Gobernador, como quien dice a dos fuegos, desde los poderes Legislativo y Judicial y órganos autónomos. El mecanismo es el Congreso.

El Judicial es dirigido por Horacio Ortiz Renán, con el sello de los cuernos desde el seis de octubre del 2016. Si el Legislativo sigue en manos del PAN y socios, en octubre de este 2022 estarán en condición de ratificarlo como magistrado y luego sus compañeros darle continuidad como presidente.

Renán es el que se va más “temprano”. En 2021 el cabecismo fijó la estructura que le permitirá manejar el Judicial hasta seis o más años después, sin olvidar el Tribunal de Justicia Administrativa.

Para dar una idea, digamos que en 2027, justo un mes antes que termine Villarreal su ejercicio, estarán pensando irse los magistrados: Mauricio Guerra Martínez, David Cerda Zúñiga, Andrés González Galván, Javier Castro Ormaechea, José Luis Gutiérrez Aguirre, Gerardo Aldape Ballesteros, Noe Sáenz Solís, Gloria Garza Jiménez, Omeheira López Reyna, Rosario Garza Hinojosa y otros elementos que llegaron de Reynosa.

Ni se diga de las contralorías internas, llamados hoy Organos Internos de Control, encargados en teoría de amarrar la mano a los corruptos, pero que en la práctica le han hecho al tonto.

No es ajeno al cabecismo el Tribunal Electoral en que despacha una bisoña abogada de nombre Blanca Eladia Rojas desde noviembre del 2018 (nombrada por el Senado a instancias del panismo). Tiene vida burocrática hasta el 2025, es decir, hasta la mitad del sexenio de la 4T en esta región de la Patria.

Pasará lo mismo con el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información. El jefe Humberto Rangel Vallejo recibió nombramiento por el Congreso hasta enero del 2027, cuando Ava estará en el último año de gobierno, y el matamorense no tiene intenciones de renunciar. Su colega Adriana Rocha Sobrevilla hasta el 2024.

Por eso decimos que Leticia no sabe el daño que con su voto le hará a Tamaulipas. De no ser mayoría (simple o calificada) el pleito panista terminaría.

En marzo pasado la diputada dijo a la prensa que los azules le ofrecieron dinero por ir a su bancada, pero afirmó que “no me iré a otra fuerza política porque me declaro leal a los valores y principios que enarbolan a Morena”.

Vino la amnesia. Se declaró independiente pero votando por el PAN. Este lunes ya de plano se entregó en brazos de los contrincantes.

En gran medida la buena marcha que tome el gobierno americanista dependerá de a quien nombre Secretario General de Gobierno ¿sí?.

Y el que rompió el silencio después de varios días es el alcalde capitalino Lalo Gattás, “empapelado” por Irving Barrios Mojica.

Por redes le mandó un mensaje al Gobernador: “El Municipio constituye la unidad básica de la división territorial y de la organización social, política y administrativa del Estado, por ello es urgente que el Gobierno de Tamaulipas cese sus ataques y persecución política en contra de los Alcaldes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *