Protestan contra la empresa Grupo Carso en Victoria, porque les exigen estar obligatoriamente en un Sindicato

Ciudad Victoria, Tamaulipas, México.- Un grupo de trabajadores de la empresa Cabetel, del Grupo Carso, en esta localidad, realizaron una protesta para acusar que son víctimas de represalias laborales.

Las represalias se dieron luego que decidieran abandonar el Sindicato Nacional de Trabajadores “Adolfo López Mateos”, por considerar que no los representaba y se conducía con opacidad, pero sí les cobraban de forma puntual las cuotas.

Así lo señaló uno de los manifestantes, que se identificó como Manuel Molina, quien citó: “La empresa no está de acuerdo que nos demos de baja de este Sindicato, no aceptaron las bajas y empezaron a actuar con represalias y el día de ayer nos dan de baja a dos compañeros”.

La empresa argumenta que el despido es por falta de trabajo, pero los manifestantes rechazan dicha versión y aseguran que: “nuestro cliente nos confirma que sí hay trabajo y que el día de ayer les entregaron la bolsa de trabajo”.

Manuel Molina señala que una de las causas por las que decidieron abandonar el Sindicato, es por la negativa de éste de informarles y entregarles el contrato colectivo de trabajo.

“Estuvimos exigiendo que se nos entregara una copia y no lo hicieron; se ofendieron. No lo han querido entregar, no lo han presentado y la empresa no quiere que nos desafiliemos a ese sindicato”, abundó.

Apunta el quejo que no conocen los motivos por los que la empresa les insiste tanto y los presiona para que permanezca en el Sindicato “Adolfo López Mateos”; “voluntariamente nos dimos de baja y no aceptan”.

Son poco más de 40 el número de personas que rechazan afiliarse a dicho Sindicato, por considerarlo que no los representa: “los compañeros que se han querido dar de baja, han sido amenazados de que, si lo hacen, serán despedidos de la empresa”.

Los protestantes aseguran que la situación tiene desde el día ocho de este mes, por lo que están demandando la presencia de representantes de la Secretaría del Trabajo y la reinstalación de los compañeros despedidos que tenían dos y tres años laborando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.