Nueva revuelta en el Trieltam

Por: Alejandro Govea Torres
Una vez más hay revuelta en el Tribunal Electoral de Tamaulipas (Trieltam) porque los magistrados René Osiris Sánchez Rivas y Sergio Iván Arroyo Villarreal no están de acuerdo con la designación de Perla Violeta Salinas Barrera como titular de la Contraloría del organismo, incluso el primero teme que la nueva funcionaria sea “la punta de lanza” para iniciar un proceso de destitución en contra de ambos por no obedecer consignas políticas.

La vez pasada ambos magistrados, además del magistrado Edgar Danés Rojas, no estuvieron de acuerdo con la designación de Juan Carlos López Aceves como titular de la Contraloría del Trieltam en septiembre del 2021, cuyo nombramiento fue expedido por el Congreso Local.

En aquella ocasión, el magistrado Sánchez Rivas argumentó que la designación de López Aceves era ilegal porque violaba el criterio que había establecido la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), cuya jurisprudencia señalaba claramente que ningún Congreso Local tenía atribuciones para nombrar a los contralores de los tribunales electorales en el país.

Ahora el motivo es distinto, ya que Sánchez Rivas aseveró que de manera anónima se enteró de que la abogada Salinas Barrera tiene la encomienda de iniciar un proceso de destitución en contra de los magistrados que no obedezcan las consignas políticas.

Y esta sospecha la basa en la férrea defensa que ha hecho la magistrada presidenta del Trieltam, Blanca Hernández Rojas, a la designación de Salinas Barrera como nueva titular de la Contraloría del organismo encargado de analizar las impugnaciones presentadas del resultado de la elección para gobernador del pasado 5 de junio, que le favorece al doctor Américo Villarreal Anaya.

Se espera que esta nueva revuelta no afecte el trabajo de 5 integrantes del Trieltam, quienes tienen de plazo hasta el próximo 20 de agosto para revisar las denuncias presentadas por parte del equipo de abogados del PAN, que encabeza el exconsejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Marco Antonio Baños Martínez.

Por otra parte, pero sin dejar el tema del Trieltam, resulta que el Senado todavía no ha designado a la persona que sustituirá en forma definitiva a la exmagistrada Marcía Laura Garza Robles, quien se convirtió en consejera del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM).

Como se recordará, la magistrada Gloria Graciela Reyna Hagelsieb fue designada en forma interina, por lo que se espera que el Senado pronto la ratifique para cumplir en tiempo y forma con sus tareas de analizar las impugnaciones presentadas y proceder conforme a derecho.

No se descarta la posibilidad de que sea otra u otro aspirante a la vacante que dejó la ahora consejera Garza Robles en el Trieltam, puesto que además de Reyna Hagelsieb hay otras y otros interesados, como es el caso de Tania Gisela Contreras López, Frida Denisse Gómez Puga, Juan Esparza Ortiz, Arturo Dimas de los Reyes y Juana Laura Hurtado Torres.

En otro tema, el cobarde asesinato de los padres jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salinas (QEPD) fue duramente criticado por el Papa Francisco, quien denunció desde El Vaticano que la violencia por parte del crimen organizado en México ha provocado la muerte de miles y miles de inocentes.

El Santo Padre ofreció sus oraciones a la comunidad jesuita, luego de expresar que se siente triste y consternado por el asesinato de los sacerdotes católicos en la comunicad de Cerocahui de Chihuahua.

Y el colmo fue que el propio presidente López Obrador reconoció que desde hace mucho tiempo en la zona serrana de Chihuahua se tiene una fuerte presencia del crimen organizado, incluso se sabe que el asesino de los sacerdotes jesuitas, de nombre José Noriel Portillo, alias “El Chueco”, desde hace más de 10 años tiene sojuzgada a la población.

A propósito, tiene mucha el coordinador de la fracción de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, quien convocó a la clase política para actuar y cambiar la estrategia del presidente López Obrador, puesto que resulta urgente ante la ola de violencia desatada en todo el país.

Aunque los seguidores del político tabasqueño acusaron a Monreal Ávila de ser oportunista y aprovechar el impacto causado por el cobarde asesinato de los dos sacerdotes jesuitas, no hay duda de que se requiere un cambio de estrategia porque esta visto y comprobado que la política de “abrazos, no balazos” fracaso rotundamente, como se puede apreciar en los 121 mil 655 homicidios registrados en los tres años y medio de la administración de López Obrador.

Cambiando de tema, vaya que seguirá el enfrentamiento entre el PAN y Morena en el Congreso Local, debido a que el coordinador de la fracción panista Félix Fernando García Aguiar, acompañado por el dirigente estatal del blanquiazul, Luis René Cantú Galván, anunció ayer en conferencia de prensa que se formalizó una denuncia penal en contra de 7 legisladores morenistas.

La denuncia penal fue por los hechos violentos que protagonizaron los legisladores de Morena el pasado 13 y 14 de junio, cuyas escenas fueron ampliamente difundidas en las redes sociales y medios informativos.

Además de los legisladores locales de Morena, en la demanda presentada por el PAN también incluyen a militantes y simpatizantes morenistas que irrumpieron en forma violenta el salón de plenos del Congreso Local.

No se sabe sí la denuncia penal prosperará en contra de las y los legisladores de Morena por el fuero constitucional que gozan, pero lo cierto es que la sociedad tamaulipeca está sumamente preocupada por estos desmanes, incluso en algunos sectores de la población son considerados como unos barbajanes.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.