Ronda un Cabildazo en Victoria

Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Al viejo estilo de Cabeza de Vaca, de tirar la piedra y esconder la mano, la bancada parlamentaria de su partido, el PAN, presentó denuncias ante la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, imputando a diputados de MORENA haber desatado la violencia en la sede legislativa.

Félix Fernando García Aguiar, diputado panista nativo de Nuevo Laredo, convocó a conferencia de prensa para responsabilizar a sus colegas de MORENA, por todos los desordenes ocurridos recientemente en el Congreso local.

Pero los periodistas que cubren las actividades del poder legislativo, son testigos de que los diputados de Cabeza de Vaca se caracterizan por su carácter rijoso pues sufren mimetismo, es decir, se sienten obligados a copiar la conducta de su jefe.

La grosera intromisión del Gobernador emanado del PAN en los asuntos internos del poder legislativo, causa trastornos y ensucia la relación entre las diferentes bancadas, pues actúa como el dueño de la bancada azul.

En el más reciente zipizape ocurrido en el palacio legislativo, García Aguiar, apodado el Moyo (como su padre), mandó llamar y autorizó el ingreso de policías al edificio, para tratar de asustar a los morenos con el petate del muerto.

Pero en su ingenuidad, ignorancia o mala fe, el Moyo no tomó en cuenta que los miembros del Congreso tienen fuero y no pueden ser detenidos, mucho menos cuando no es por mandato de un juez competente.

El caso es que se armó un show de tres pistas (adentro y afuera del palacio legislativo, así como en la oficina del Gobernador) que ahora repercute en la Fiscalía General de Justicia, donde Cabeza y el Moyo quieren hacer aparecer a MORENA como el autor del desaguisado.

El Gobernador desaforado que está a punto de cerrar el malogrado sexenio volvió a ser materia de denuncia en la conferencia mañanera de ayer en el Palacio Nacional, donde el Presidente López Obrador escurrió el bulto otra vez, con el pretexto de la institucionalidad.

Y tiene razón don Andrés Manuel, pues la revocación de mandato está atorada en la Suprema Corte de Justicia de la Nación con diferentes pretextos, y lo único que pudo hacer el jefe de las instituciones nacionales, fue recomendar a los Ministros, con cariño, que le apuren a dictaminar la controversia.

Porque los que estamos sufriendo las consecuencias del mal gobierno panista somos los ciudadanos paga-impuestos, pues con Cabeza en el poder se detuvo el progreso, el desarrollo, las inversiones, el buen humor social.

La buena noticia es que cuando se produzca el relevo y asuma Américo Villarreal Anaya el manejo del gobierno estatal, podrá hacerse realidad el anuncio de la creación del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

En otros temas, el presidente municipal victorense Eduardo Gattas está siendo emplazado por un grupo de regidores, a ponerse a trabajar pues ya no tiene pretexto para estar escondido.

Cuando menos cuatro regidores firmaron una solicitud expresa, para que el jefe de la Comuna reasuma sus funciones pues se supone que ya superó la mala experiencia del ataque del Covid-19.

También se especuló que Gattas le estuvo sacando la vuelta a una orden de aprehensión derivada de los nexos que le atribuyen con el extinto empresario de Reynosa Jaime Carmona Angulo.

No lo dijeron abiertamente, pero los regidores dejaron abierta la puerta a la posibilidad de promover entre sus pares la propuesta de asestarle a Gattas un cabildazo, que consiste en desconocerlo como autoridad, despojarlo del poder y nombrar a un sustituto que haga las funciones de presidente municipal.

La Constitución contempla esta figura de revocación de mandato y recordamos que los casos más recientes de su aplicación, ocurrieron durante el gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba.

Un presidente municipal del altiplano, profesor para más señas, tenía su residencia en Victoria y no viajaba a la ciudad que lo eligió como mandatario local, de tal manera que Yarrington lo reprendió por haber aceptado la candidatura y no ejercer el cargo.

El otro caso es más conocido pues fue en Reynosa, donde Gerardo Higareda Adam dejó la gerencia general de la COMAPA para ganar la elección como presidente municipal.

El problema surgió cuando una auditoria puso al descubierto un desfalco cometido en las arcas de la dependencia para-municipal, cuando estuvo en las manos de Higareda.

Tomás le preguntó hasta en tres ocasiones a Gerardo si él era culpable del saqueo, dándole oportunidad de componer las cosas, arreglar los números, cubrir el faltante, pero él se dijo inocente.

Estando en funciones de presidente municipal, Higareda huyó a Estados Unidos donde se asiló con el pretexto de ser un perseguido político y rehízo su vida vendiendo latas de pintura. El Cabildo nombró a Betico Valdez Richaud como presidente municipal interino.

Ayer en el Congreso, el diputado local Gustavo Cárdenas Gutiérrez, del Movimiento Ciudadano, pidió a Cabeza de Vaca que pague las deudas acumuladas con diferentes proveedores, pues le quedan sólo tres meses y semanas, para entregar el cargo.

Luto en la frontera por el fallecimiento del ingeniero Oscar Alexandre López, ex funcionario de la UAT, ex diputado federal, ex diputado local, constructor, ex gerente de la COMAPA de Reynosa.

Esperanza Paredes y otros amigos del periodista Seth Rojas Molina reportan que permanece en terapia intensiva, en un hospital de Monterrey, luego de una intervención quirúrgica de seis horas de duración, de corazón abierto.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.