Amor con amor se paga…

Por: Marco Antonio Vázquez Villanueva
El gobernador electo Américo Villarreal tuvo sus primeros escarceos en la política nacional, aún antes de tomar protesta como mandatario, es más, todavía ni siquiera le han confirmado los tribunales su triunfo y ya siente el peso de esta porque deberá tomar decisiones importantes para el futuro de Tamaulipas.

Mire, este fin de semana se le vio en Torreón, Coahuila, fue el primer gobernador electo que habló en el evento de Morena que ya anda en los procesos electorales del próximo año y, más que eso, del 2024, cuando se tendrá que elegir presidente de la República, Senadores, Diputados federales y, en Tamaulipas, otra vez alcaldes y otra vez Diputados al congreso del Estado.

Américo tendrá que ser muy cauteloso y jugar con la “corcholata” correcta, ahí el primer dilema, para no equivocarse deberá preguntar al presidente o, de plano, esperar la señal lo que resulta más complicado, los tres o cuatro aspirantes a la silla grande del país ya andan reclamando lealtad, se les cuecen las habas, andan desesperados por recibir respaldo de luminarias como el Gobernador electo de Tamaulipas para despegarse en las encuestas y ahí esta lo difícil porque a simple vista parece que Marcelo Ebrard lleva mano, pero la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum tiene los quereres y el Secretario de Gobernación, Augusto López, la amistad más añeja, y a todos ellos, de lejos también les observa Ricardo Monreal, ninguno descartado.

Apoyar a una corcholata presidencial será la primera decisión importante para Tamaulipas que tendrá que tomar el gobernador electo Américo Villarreal, el sentido común llama a darles apoyo o largas a todos, esperar los tiempos y meterse de lleno con quien gane en su partido porque no habrá de otra, la oposición en México esta muerta, sin liderazgos, sin aspirantes que puedan hacerle costillas, por lo menos, al candidato del presidente.

En Tamaulipas los gobernadores han entregado malas cuentas al presidente o sus dirigencias nacionales desde hace muchos sexenios, Tomas Yarrington perdió la elección presidencial, cinco de ocho distritos federales en Disputa y casi le arrebatan a dos senadores, Eugenio Hernández perdió la elección presidencial, la de Senadores, seis de ocho distritos federales en disputa, Egidio Torre Cantú perdió la elección presidencial, los Senadores, seis de ocho distritos federales en Disputa, Francisco Javier García Cabeza de Vaca perdió la elección presidencial, los Senadores, siete de nueve distritos federales en Disputa y esto que le narro pudiera ser poca cosa pero si observamos el olvido, descuido y hasta desdén con el que los gobiernos federales nos han visto los últimos 24 años que se reflejó en la falta de obra pública federal, más el recorte de los presupuestos o lo tardado para que estos aterricen notaremos que lo que tiene Américo en sus manos, la decisión de apoyar al siguiente y ganar, es casi de vida o muerte para su proyecto estatal y para el Estado.

Américo, de confirmarse su triunfo en los Tribunales, llegará con López Obrador que ganó la elección presidencial en Tamaulipas, con mayoría de Diputados federales de Morena, con dos Senadores de Morena, se podría uno imaginar que vendrán tiempos mejores o un mejor trato de la federación al Estado, pero la situación local es la que no le favorecerá, todavía habrá 35 alcaldes panistas, el Congreso tiene una mayoría azul, muchos puestos clave en los Tribunales y la Fiscalía los ocupan personajes que tienen todo el sello del cabecismo, por eso es más importante elegir bien la corcholata.

Por lo pronto, al gobernador electo de Tamaulipas lo apapachan, se le ve rodeado de la clase política nacional, miembros del gabinete, los presidenciales que hasta le reconocen que su triunfo fue con todos los elementos en contra y esto fue los que les dijo.

“A Tamaulipas y Coahuila nos hermana un mismo origen, una región, las oportunidades; en un futuro también nos va a hermanar el estar todos militando bajo los principios de la 4T y vamos a estar atentos para que esto suceda, dijo, al abrir la ronda de discursos de los gobernadores morenistas recién electos, a quienes se sumó el Secretario de Gobernación Adán Augusto López, la gobernadora capitalina Claudia Sheinbaum, el líder del Senado Ricardo Monreal, el Presidente y la Secretaria General del partido, Mario Delgado y Citlalli Hernández.

“La Elección en Tamaulipas no fue fácil, la población tuvo que elegir; no podía continuar el modelo neoliberal de corrupción intimidación, extorsión a la población para tener beneficios, un grupo de gente enquistados en poder político y económico para su beneficio, ahora llega MORENA con principios, humanismo, respeto a los derechos humanos y todas las acciones de gobierno deben estar presente siempre el desarrollo y el bienestar social. Los tamaulipecos eligieron por ese cambio. Con unidad, inclusión, participación y logramos que saliera a votar masivamente la población, como nunca -más del 53 por ciento- y nos dio un triunfo histórico -más de 731 mil votos- a favor de la transformación”, les dijo a los presentes al ser el primer orador de los gobernadores electos.

Y eso es bueno, digo, será bueno cuando en octubre tome protesta y solicite que el presidente, los presidenciales, y todos los encumbrados en la política local y nacional gracias al apoyo de los tamaulipecos, se convenzan de que tienen que cumplir su palabra y atender la frase del propio Andrés Manuel que solo dice, “amor con amor se paga”, es decir, que nos manden presupuestos y apoyos que hagan de la seguridad pública, el desarrollo y el bienestar, algo tangible, real…

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twotter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.