Una burocracia estatal obesa

Por. Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria, Tamaulipas.- El deporte de temporada de columnistas y analistas es elaborar pronósticos sobre el gabinete con que iniciará el Gobernador Américo Villarreal Anaya.

Las chambas “grandes” son pocas –Ley Orgánica de la Administración Pública- y, si el nuevo Gobernador hace cambios, será para reducir las 17 carteras y no ampliarlas (el gobierno federal tiene 18).

Demasiadas. Las hay que fueron ocurrencia de campaña del que ya se va, Francisco Javier, como la de Pesca y Acuacultura cuya intención era enviarla a Tampico, que prácticamente no tiene funciones.

Si Américo da forma a un ente nuevo es el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

Sería positivo fusionar Desarrollo Rural con Pesca, y Desarrollo Económico con Turismo, que pocas tareas tienen.

De los compromisos que el nuevo titular hizo en campaña sobresale una Subsecretaría de Enfermería, dependiente de Salud.

Se comprometió que en habrá mitad mujeres y mitad varones, todos nacidos en Tamaulipas, con la posible excepción de Seguridad Pública donde el nombramiento debe darse de común acuerdo con la federación (indistintamente del sexo).

Hay otra excepción: El Fiscal forastero no va a renunciar porque dice es autónomo y su nombramiento termina en 2017.

Quedarían ocho y ocho para repartir entre el círculo de aquellos que se sobaron la espalda en campaña y demostraron capacidad y entrega, pero sobre todo lealtad.

Sin embargo, aparte de la Oficina del Gobernador, la General de Gobierno, Finanzas, Administración, Desarrollo Económico, Turismo, del Trabajo, Desarrollo Rural, Pesca, Sebien, Educación, Salud, Seduma, SOP y Contraloría, hay otras chambitas en el gabinete ampliado.

Coordinación de Comunicación Social y Coordinación de Asesores; Comisión Estatal del Agua, Itavu, Tribunal de Arbitraje de los Trabajadores, Comisión de Energía, Secretariado del Sistema Anticorrupción, Institutos del Deporte, Registral e Ipisset, Itace, Instituto de la Mujer, Itabec, Cotacyt, y los Colegios y Universidades Tecnológicas y Politécnicas.

Abunda las comisiones como Caza y Pesca, Parques y Biodiversidad, amén del Sistema de Radio Tamaulipas; Derechos Humanos y otros que en apariencia son autónomos.

Las paraestatales son otro rico filón de empleos: Administraciones portuarias como Altamira y Matamoros, Energía Alianza y Comapas. Fideicomisos hay 34. Dependen de las secretarías y hasta uno del DIF.

La burocracia estatal es un aparato obeso. De 65 mil millones de pesos (presupuesto al 2022), solo tres mil se dedican a obra pública. El resto es gasto corriente como pago de pensiones, jubilaciones, deuda pública.

Para darnos una idea del tamaño de esa burocracia que fundaron los prianistas, hay que señalar que cobran por lo menos 38 subsecretarios, 90 directores generales, 396 directores de área con 103 subdirectores y mil 230 jefaturas de departamento. Todo ello en el ejecutivo, para sumar cerca de las 22 mil chambas.

A educación se le concina aparte. Alrededor de 79 mil plazas estatales y federales, en que sobresalen 245 jefes.

Los sindicalizados son los menos aunque se sabe que, en los últimas semanas –luego de perder la elección- , el gobierno panista trata de “sembrar” emisarios otorgándoles plazas no autorizadas.

En el poder Judicial cobran de 1,900 personas y 300 en el Legislativo.

Si le echamos lápiz, según datos del presupuesto de egresos del Gobierno del Estado para 2022, cobran más de 113 mil personas ¿es proporcional a los servicios que ofrecen?.

Ah! pero aparte están los casi 300 de la Auditoría Superior del Estado, más Ietam, Tribunal Electoral, Instituto de Transparencia, Tribunal de Justicia Administrativa y la Fiscalía General que, como decíamos, se considera autónoma y donde cobran 4,400 personas.

Ya andamos por las 120 mil plazas en todo el aparato gubernamental, con miles de jefes y solo unos cuantos sindicalizados, que rondan los 15 mil.

Mientras esto pasa en las chambas del gobierno, en la UAT sus investigadores trabajan. Catedráticos de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales del Centro Universitario Sur crearon la plataforma “Inclúyeme en la Ciencia”, diseñada para la enseñanza de la ciencia digital orientada a personas con discapacidad.

Se trata de una serie de videos doblados a lenguaje de señas mexicano, dirigidos a la niñez de primero a sexto de primaria con el fin de que se acerquen al conocimiento con más facilidad.

Poor otra parte, el Gobernador Electo de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, asistió este domingo a la Asamblea Informativa de Morena realizada en Francisco I. Madero, Coahuila, que marca el arranque del proceso guinda para la renovación de la gubernatura en el 2023 en aquella región.

En su intervención, ante morenistas de “ligas nacionales”, el cardiólogo dijo que ganar Tamaulipas no fue fácil. Frente a una “elección de estado” la población tuvo que elegir entre continuar con el modelo neoliberal de corrupción, intimidación, extorsiones hacia la comunidad para seguir obteniendo beneficios, o el cambio humanista y de bienestar social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.