Un voto de confianza

Por: Óscar Jiménez Núñez
Nunca he estado a favor de la persecución en México.

Del origen que sea, política, laboral, delincuencial, sexual, etcétera.

Hoy mi estado, Tamaulipas, está sumido en una disputa política-electoral entre al menos dos partidos políticos.

Y vuelan en el ambiente tamaulipeco denuncias de que hay persecución política.

No me gusta eso y de entrada estoy a favor de los que se dicen perseguidos hasta que el marco legal hable y las instituciones públicas actúen correctamente, y regulen esa presunta situación.

No es bueno para un país y desde luego que tampoco para una entidad federativa, que haya denuncias de persecución política porque eso puede ahuyentar la inversión nacional y extranjera que pueda llegar, en este caso a Tamaulipas.

Me duele ver que alguien se califica como perseguido político, tal es el caso del Dr. Américo Villarreal Anaya, quien manifiesta estar pasando por lo que él llama una persecución política de parte del régimen estatal que pronto habrá de concluir su mandato.

No estoy de acuerdo que eso suceda y menos producto de diferencias políticas que se pueden resolver a través de instituciones ya establecidas para ello como los tribunales electorales, por ejemplo.

Desprecio todo tipo de persecución y creo que así no se construye una buena sociedad, porque en realidad necesitamos pilares fuertes que duren años y años como fieles guardianes de la libertad de expresión, de la libertad política y la libertad de reunión.

No, no considero que la escalera de la persecución sea la que haya que escalar para alimentar los valores de trabajo, respeto, libertad, y armonía social de la comunidad donde vivimos.

Por ello ahora repruebo cualquier asomo de persecución política en mi estado, venga de donde venga, de la propia entidad, del área federal, o de los grupos oscuros que actúan al margen de la ley.

No Dr. Américo Villarreal, no permitiremos que usted o su familia sean objeto de persecución política gratuita alguna.

Los tamaulipecos no queremos un estado en el que se viva con el miedo de ser perseguido por las ideas políticas que manifestemos. Todos debemos actuar con apego a la ley.

Vaya desde estas líneas un voto de respaldo a su vida, su actuar y su familia. Todos debemos respetar las ideas políticas diferentes a las nuestras y debemos alentar la sana convivencia de las ideas, posturas o conductas enmarcadas en el derecho.

EL CISEN DEL FRANCO
…En relación a las presuntas ordenes de aprehensión giradas contra varias personas de Morena Tamaulipas, circula un oficio donde se estipula que no hay tales ordenes de aprehensión. Que todo eso es un mal entendido.

osjinuf@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.