¿Logrará el apoyo del congreso local?

Por: Alejandro Govea Torres
El gobernador Américo Villarreal Anaya anunció ayer en conferencia de prensa que buscará revertir las reformas realizadas en materia de seguridad pública impulsadas por la pasada administración estatal, incluso reveló también que se trabaja para lograr el consenso necesario para obtener las dos terceras partes de los votos necesarios a fin de lograr el cambio legal, por lo que de inmediato surgió la pregunta: ¿Logrará el apoyo del Congreso Local?

No hay duda de que el mandatario estatal requiere “romper con las ataduras” que le dejó su antecesor, sin embargo, carece de negociadores eficientes y capaces para lograr las dos terceras partes de votos en el Congreso Local, luego de que el titular de la Secretaría General de Gobierno, Héctor Joel Villegas González, mejor conocido como “El Calabazo”, le gusta la confrontación en lugar de consensuar con los distintos grupos políticos para avanzar en los objetivos de la actual administración.

Mucho menos puede contar con la aún coordinadora de la fracción de Morena en el Congreso Local, Úrsula Salazar Mojica, quien no sólo adolece de la capacidad de negociación, sino también destila odio cada vez que se refiere a sus homólogos del PAN y del PRI, sobre todo a los primeros, a quienes culpa de que hayan perdido la presidencia de la Junta de Coordinación Política.

En la actualidad la fracción de Morena está integrada por 17 legisladores, además del apoyo que casi siempre tiene de parte de Gustavo Cárdenas Gutiérrez del MC, por lo que en total dispone de 18 de los 24 votos que requiere para que se realicen las reformas que requiere el gobernador Villarreal Anaya.

Tal vez, podría contar con 2 de los 3 votos de la fracción del PRI, es decir el apoyo tanto de Alejandra Cárdenas Castillejos como de Edgardo Melhem Salinas, puesto que no debemos olvidar que el otro integrante de la fracción del tricolor en el Congreso Local, Ángel de Jesús Covarrubias Villaverde, fue prestado por el PAN dentro de las negociaciones para concretar la alianza “Va por Tamaulipas”.

En caso de lograr el apoyo de los dos legisladores priístas, se llegaría a 20 votos de los 24 que requiere para lograr revertir las reformas en materia de seguridad pública, por lo que faltaría convencer a 4 legisladores del PAN.

¿Quiénes serán los judas?, realmente no sabe qué legislador del PAN cederá a la negociación que buscará el gobernador Villarreal Anaya para “romper con las ataduras” que le dejó su antecesor.

Y como todo en la vida, no hay nada imposible y se puede lograr el consenso necesario para revertir las reformas en materia de seguridad pública, pero el mandatario estatal requiere de buenos negociadores para recuperar el control del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública.

Se pensaba que el Subsecretario de Enlace Legislativo, Rómulo Pérez Sánchez, había hecho la tarea encomendada para obtener el apoyo del Congreso Local, pero resulta que no se han visto resultados que permitan suponer que se logrará obtener las dos terceras partes de los votos necesarios para lograr las reformas en materia de seguridad pública.

Los otros subsecretarios, es decir Tomás Gloria Requena y Jorge Luis Beas Gámez, deberían actuar de inmediato para lograr cuanto antes las reformas, pero todo parece indicar que se mantienen en su “zona de confort” con el pretexto de no invadir responsabilidades.

Es por eso, que luego de la conferencia de ayer del gobernador Villarreal Anaya en torno a revertir las reformas en materia de seguridad pública, surgió la siguiente pregunta: ¿Logará el apoyo del Congreso Local?, entre los reporteros y columnistas que acudieron al Palacio Estatal.

En otro tema, luego de conocerse el fallecimiento del cantautor cubano Pablo Milanés Arias (QEPD) se recordó que antes de abandonar la isla tuvo la valentía de criticar abiertamente el régimen de Fidel Castro Ruz (QEPD), cuando aseveró que había fracasado rotundamente porque la población no sólo había perdido la libertad, sino también seguía en la pobreza y la marginación.

Se recordó también que el cantautor cubano había denunciado que el régimen socialista no había acabado con la corrupción, sino por el contrario señaló con índice de fuego que con el comandante Castro Ruz sólo un grupo reducido de sus seguidores gozó de privilegios en detrimento del resto de la población.

De igual forma, en una reciente entrevista Pablo Milanés Arias, quien daría un concierto el próximo 30 de noviembre en la Ciudad de México, advirtió que las marchas multitudinarias organizadas en honor de Castro Ruz nunca representaron el verdadero sentir de la población, puesto que la mayoría acudía para no perder los apoyos sociales y ante el temor de ser víctimas de la represión.

Y esta declaración del cantautor cubano “cae como anillo al dedo”, como dice el viejo refrán, ahora que el presidente López Obrador prepara la marcha multitudinaria del próximo domingo 27 de noviembre en la Ciudad de México.

El tabasqueño no ha dejado el tema de la marcha durante las conferencias mañaneras en Palacio Nacional, pero el colmo fue la del pasado lunes cuando desmintió que la “marcha sería de acarreados” de todo el país, luego de que se conoció que la semana pasada fueron convocados todas y todos los gobernadores surgidos de las filas de Morena a Palacio Nacional precisamente para organizar el festejo de la llegada de la 4° Transformación.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *