Insiste Morena en imponer cobranza delegada

Por: Alejandro Govea Torres
De nueva cuenta la fracción de Morena en la Cámara de Diputados, ahora encabezada por Ignacio Mier Velazco, pretendió imponer la llamada “cobranza delegada” a pesar de que está controvertida iniciativa fue rechazada en marzo pasado en el Senado porque buscaba que los patrones descuenten los pagos de los créditos de nómina en instituciones bancarias y créditos en casas comerciales de los trabajadores con cargo a sus salarios.

Incluso, el presidente López Obrador amagó con vetarla en caso de que fuera aprobada en el Senado en marzo pasado, luego de señalar que “el salario de los trabajadores es sagrado”.

La iniciativa de cobranza delegada fue presentada en esta ocasión por el legislador Daniel Gutiérrez Gutiérrez de Morena y se había programado para ser dictaminada en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, pero de última hora se bajó ante el rechazo de la oposición, incluso el PT se opuso a pesar de ser uno de sus aliados.

Y es que “revivir” la controvertida iniciativa de cobranza delegada fue la condición del dirigente de la fracción del PVEM en la Cámara de Diputados, Carlos Puente Salas, para apoyar el denominado “Plan B” de la reforma electoral del presidente López Obrador ante el inminente rechazó de la oposición en la sesión ordinaria del próximo martes 6 de diciembre luego de ser pospuesta la que se llevaría a cabo el pasado 29 de diciembre.

Puente Salazar propone incluir en los cambios de las leyes secundarías del “Plan B” que se transfieran votos entre partidos políticos aliados para evitar que uno pierda su registro por no alcanzar el 3% de la votación, además de reducir el financiamiento a los partidos políticos, pero sin que desaparezca por completo y se deje una cantidad para el desarrollo de actividades ordinarias.

Esta propuesta ya había sido mencionada por el regidor Alejandro Ceniceros Martínez del PT en el ayuntamiento de Victoria, luego de que en varias ocasiones este partido minoritario ha estado a punto de perder el registro como partido político por no alcanzar el 3% de la votación en una elección.

Ambos partidos políticos se oponen a que se eliminen los legisladores plurinominales porque la mayoría de los actuales “representantes populares” del PVEM y del PT llegaron por esta vía, luego de que han perdido la confianza de la ciudadanía, como se puede constatar en los resultados electorales de años recientes, ante los constantes escándalos en que se han visto involucrados varios de sus dirigentes, como fue el caso de Jorge Emilio González Martínez, mejor conocido como “El Niño Verde”.

Y hablando de escándalos, varios de los actuales próceres de Morena y del PVEM en Tamaulipas impulsaron en marzo pasado la primera iniciativa de la cobranza devengada en la Cámara de Diputados, como es el caso de Adriana Lozano Rodríguez, Olga Juliana Elizondo Guerra, Erasmo González Robledo, Tomás Gloria Requena y Ana Laura Huerta Valdovinos, entre otros.

Estos próceres votaron a favor de la iniciativa que buscaba desde marzo pasado descontar del sueldo de los empleados y obreros los créditos contraídos con las instituciones bancarias, es decir deseaban legalizar el “cobro a lo chino” en perjuicio de la clase trabajadora del país.

En otro tema, luego de que el Senado emitió la convocatoria para celebrar la elección extraordinaria a fin de ocupar la curul que se encuentra vacante por el lamentable deceso del doctor Faustino López Vargas (QEPD), varios aspirantes a este cargo legislativo levantaron la mano para ser tomados en cuenta y, en caso de ganar, concluir el periodo de seis años en el 2024.

El dirigente estatal del PRI, Edgardo Melhem Salinas reveló ayer que la nominación del tricolor se dará entre Enrique Cárdenas del Avellano y Ramiro Ramos Salinas, sin descartar la posibilidad de que otro priísta decida participar en la elección programada para el 19 de febrero de 2023.

De igual forma, el también coordinador de la fracción del PRI en el Congreso Local, señaló que existe la posibilidad de volver a integrar una coalición con el PAN y el PRD, pero todavía no hay nada en concreto.

En Morena hay más de una docena de aspirantes, pero hasta el momento el único que emprendió oficialmente la búsqueda de la nominación guinda ha sido el alcalde de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, quien solicitó licencia desde el pasado 19 de noviembre.

Otros han mostrado interés por obtener la nominación de Morena al Senado, como es el caso del exdelegado de los programas federales para el Bienestar en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal, mejor conocido como JR.

De igual forma, se encuentra Carlos Cantúrosas Villarreal, quien fue propuesto por el PT, además del diputado federal Erasmo González Robledo y Luis Lauro Reyes Rodríguez, delegado estatal de la Secretaría de Bienestar Social (Sebien) Federal.

El dirigente estatal del PVEM en Tamaulipas, Manuel Muñoz Cano, dijo estar listo para contender por la curul vacante en el Senado, pero no se descarta la posibilidad de que se forme una alianza con Morena y PT.

Lógicamente que todos deben esperar que el Instituto Nacional Electoral (INE) dé a conocer las reglas del proceso extraordinario y defina el calendario para buscar el apoyo ciudadano en la elección prevista para el 19 de febrero de 2023.

Por último, crece el malestar entre los empleados estatales luego de que se recortaron en un 80% las compensaciones salariales, sobre todo ante la versión de que las arcas se quedaron vacías para financiar el “acarreo de tamaulipecos” para asistir a la mega marcha del pasado domingo en la Ciudad de México y satisfacer el ego del presidente López Obrador.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *