Palo dado Cachorro-Moyo, ni Dios lo quita

Por: Salvador Leal Luna

Sea o no jugarreta de Morena, el haber obtenido de nuevo, la Junta de Coordinación Política, como las comisiones del Congreso del Estado, lo que sí es que “Palo dado, Cachorro-Moyo, ni Dios lo quita”. 

Con esto, se volverá a ver una estira y afloja en el poder legislativo, lo que sí duda me atrevo a decir que los gritos y escándalos volverán a ser el pan de cada sesión ordinaria en el interior del pleno legislativo.

Sin embargo, veremos cómo se recupera la fracción de Acción Nacional de este golpe político, que no sólo al partido, se lo dieron, sino al propio ex ejecutivo estatal, Francisco Javier García Cabeza, que desde su exilio, no creo que se éste riendo, sino retorciendo no en dolor, sino en coraje, porque su líder estatal y coordinador de la bancada, no han podido retener a sus ovejas. Por eso, palo dado, Cachorro-Moyo, ni Dios lo quita.

Creo que ahora, volverán a remar contra corriente en el interior del Congreso, porque no sólo perdieron ese espacio político-legislativo, sino que dos de sus ovejas también, al grado que el partido ha iniciado el procedimiento de expulsión y esto, sin duda complicará tener otra vez, una mayoría en el Congreso del Estado.

Además, dos más, como Nora González y Silvia Arely Aguilar, andan volando bajo, pero no han dicho que sean expulsadas, las que sí, son Sandra Luz García y Linda Mireya González a quienes, ya les abrieron un procedimiento interno dentro del Comité Directivo Estatal de Acción Nacional.

A partir de este martes, se verá el comportamiento de la bancada de Acción Nacional, en el interior del recinto legislativo, porque con dos diputadas menos, su fuerza no es la misma, su salida, es porque el cachorro, quien es líder del partido, más no de la fracción, aquí es el Moyo, quería imponer y demás, hoy están pagando las consecuencias, al perder el poder en el interior del Congreso del Estado.

Por lo tanto, al Cachorro, como al Moyo, se les está complicando tener más fuerza política en el interior del poder legislativo, porque en vez de sumar, están restando y esto, creo que les ha afectara si desean recuperar la Junta de Coordinación Política del Congreso y las comisiones, porque se están quedando como menos diputados y esto, les afecta.

Es una posibilidad que a partir del 19 de febrero que culmine el proceso electoral; es decir la elección extraordinaria al senado del país, se rompa la unión entre el PRI y el PAN, al grado que el PRI, pierda; es decir, ser fracción, porque aquí el PAN les presto uno, para ser bancada, luego de que voces interna del tricolor no querían de nuevo esa unión de partidos.

Lo que sí que al Cachorro, como al Moyo, no sólo les ha llovido, sino granizado, ya que en el Congreso del Estado, en vez de ir para adelante, van como los cangrejos para atrás y esto, se está viendo reflejado, donde sus ovejas, se les están saliendo del redil o en su caso, no aceptan las indicaciones de estos dos personajes de índole panista.

Por lo pronto, veremos hasta donde llegan las impugnaciones que dijeron que interpondrían ante las autoridades federales, por este nuevo cambio. Lo que sí es que la presidencia de la Junta de Coordinación, la habían dejado con cadena y candado, hoy la realidad política, es otra, lo que sí es que de seguir así, se estarán yendo al despeñadero político, todo por seguir a ya sabes quién.

Por eso, palo dado Cachorro-Moyo, ni Dios lo quita.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

leal6418-14@hotmail.com