La escasez de agua en presas amenaza la agricultura en Altamira: CNC

Jose Enriquez Reyes

Altamira, Tamaulipas, México, América.- La grave escasez de agua en las presas de la región ha alcanzado niveles críticos, amenazando la seguridad hídrica y la subsistencia de las comunidades agrícolas en Altamira. La falta de lluvias en los últimos meses ha exacerbado esta preocupante situación.

Según informes recientes, aproximadamente el 80 por ciento de las presas en la zona se encuentran en un estado de sequía casi total. Esta sequía ha obligado a los residentes a buscar fuentes de agua en otras comunidades, y en respuesta a esta crisis, el alcalde local ha implementado la perforación de pozos profundos para llenar tanques elevados comunitarios y brindar algún alivio a la población afectada.

La crisis hídrica está afectando de manera significativa a todos los ejidos de la zona rural, donde la agricultura es la principal fuente de sustento. La falta de agua ha impedido que los agricultores puedan sembrar cultivos, lo que amenaza seriamente su capacidad para mantenerse y alimentar a sus familias.

José Reyes Enríquez, presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Altamira, explicó la gravedad de la situación: “Históricamente, los agricultores en nuestra región han trabajado con aguas que contienen sal, utilizando procesos químicos para controlarla y garantizar el riego de sus cultivos. Sin embargo, la combinación de condiciones climáticas extremas y la ausencia de lluvia ha llevado a una crisis sin precedentes. Nuestra agricultura se encuentra en peligro”.

El impacto económico y social de esta crisis es inmenso, ya que la agricultura es una parte fundamental de la economía local. Se espera que la falta de cultivos afecte el suministro de alimentos y los ingresos de los agricultores, lo que podría tener un impacto duradero en la comunidad.

Las autoridades locales y los residentes están trabajando juntos para encontrar soluciones a corto y largo plazo que aborden la escasez de agua y mitiguen sus efectos devastadores en la vida de la población rural de Altamira.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *