PRD, trabajo sucio al PAN

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Parásitos del sistema, en el gobierno de Emilio Martínez Manautou se hicieron de un edificio en Victoria capital. Se los regaló a cambio de “favores” como corifeos.

Militaron lo peor de la política, la resoca, malandros que hicieron mancuerna con el gobierno en turno a cambio de billetes.

Hoy, por fin, el PRD está “tendido”, listo para darle “cristiana sepultura” y, con el alma de corrupción que le engendraron sus operadores, lo más probable es que vaya al Infierno.

Como partido arrastró puras vergüenzas desde que sus primeros exponentes como Mario Sosa Pohl y “Las Quinitas” Hernández Correa, tomaron el control de Madero. Con su fama de ladrones, la ciudadanía les dio la espalda. No conocieron la moral.

Hay la sospecha que vendieron el edificio de la calle Pedro J. Méndez, luego que el periodista y abogado David Zárate Cruz estuvo a punto de quitarles por laudo laboral (se le ablandó el corazón y firmó que le pagaran en “abonos chiquitos”).

En abril del 2022, el consejo nacional autorizó al “Chucho Mayor” vender propiedades del partido, porque algunos edificios “no se ocupan” o “son demasiado grandes” para la actividad ordinaria ¿es el caso del inmueble en Victoria? No hay datos. Está abandonado.

Desde 1992 participaron como corifeos del PAN. Jugaron la alcaldía con Gustavo Cárdenas Gutiérrez y quisieron apostar más alto con Jorge Cárdenas González por la gubernatura.

Se entregaron totalmente con Yarrington y Eugenio, de tal forma que su personal, gastos y “piscas” para los jefes salían directamente de la General de Gobierno. Todo salía de Finanzas.

Fueron la punta de lanza, a través de Ricardo Quintanilla, para enterrar el cacicazgo del profesor Gudiño Cardiel, en Jaumave.

A la caída del priísmo en Tamaulipas de inmediato se pusieron las rodilleras para servir del PAN, a Cabeza y compañía. Siempre el trabajo sucio, ya con sus diputados o en las contiendas electorales.

De película los pleitos entre sus próceres y caudillos de barriada, como el que agarraron Jorge Valdez Vargas y Francisco Chavira Martínez, ambos avecindados en Nuevo Laredo.

Por varios años, de “prostitutas de la política” no se bajaban, o haber utilizado recursos públicos en cirujías, “para retocarse la nariz y ponerse nachas postizas”.

Chavira fue a dar al bote en enero del 2012 por privación ilegal de la libertad, daños en propiedad ajena y otros, en perjuicio de su enemigo Valdez, aunque se autonombraba “preso político” del Gobernador Egidio Torre.

Sosa Pohl también duró un año en el botellón por corrupción. Lo acompañaron colaboradores, pero no fueron obligados al “vómito negro”, a regresar lo mal habido.

Dicen que la cabra tira al monte y, no fue la excepción en el proceso electoral del 2022. Fue el PRD a través de Sosa y otros “ingenieros”, el que sirvió de mandadero al presentar denuncias penales con que el Fiscal Irving Barrios, pretendió solicitar orden de aprehensión -vía David Cerda Zúñiga- en contra del candidato moreno Américo Villarreal y familia.

Siempre lo peor, arrastrándose sus “líderes” para levantar migajas, hoy pretenden erigirse como paladines de la democracia al presentar recursos en contra de Morena, en los siete distritos electorales que perdió el PAN.

Alguien -los tribunales- debería decirles que el PRD falleció el dos de junio y es un cadáver que apesta y hay que enterrar para siempre.

Impugnó siete distritos, menos el octavo de Tampico, donde fue compañero y socio de Fuerza y Corazón por Tamaulipas.

Pero en votos auténticos, en esta tierra, estatal, ganaron la irrisoria de 20 mil votos, cinco mil más que en 2022. El INE lo tiene en liquidación pero sus jefes siguen fieles hasta el último peso.

Le dimos una “vueltecita” y, en las propiedades del partido, no aparece el inmueble de la calle Méndez, lo que robustece la idea que pasó a manos de particulares ¿será?.

Por cierto, en el ámbito local, los jueces del TRIELTAM  creen que la revolcada que Morena le puso a sus contrincantes, les valió poca chamba. Recibieron 21 impugnaciones, cuando en procesos anteriores había hasta 750 expedientes. Baratísimo.

El IETAM por su parte aplicó siete sanciones de amonestación pública y apercibimientos, al alcalde de Valle Hermoso (reelección), Enrique Alanís Villareal; Yahleel Abdala Carmona, Nuevo Laredo; Francisco “Pancho” Villa (dos veces), de Abasolo; Carlos Fernández Altamirano, Madero.

El caso de Villa podría revertirse en tribunales. La sanción fue por utilizar propaganda en que aparecen niños y adolescentes, que él alegó son sus hijos que lo acompañaron a un evento de campaña.

Absuelto el alcalde tricolor de Jiménez, Rubén Curiel Curiel, de toda imputación.

Y, como estaba previsto, el Presidente López Obrador, la candidata electa, Claudia Sheinbaum y el Gobernador Américo Villarreal, realizaron actividad de fin de semana en la próxima sede de la Agencia Nacional de Aduanas en Nuevo Laredo.

Privilegio para esta tierra porque es la primera entidad guinda que visitan Andrés Manuel y Claudia. Antes estuvieron en Coahuila y Durango, que son de la oposición.

Después de la tormenta viene la calma. El alcalde de Victoria, Eduardo Gattás, reanudó actividades diarias en territorio. Supervisó pavimentaciones en la colonia Del Maestro, donde recibió apoyos del magisterio y, en 40 Juárez, sostuvo diálogo con vecinos que quieren apoyar su gobierno.

En Reynosa, Carlos Peña Ortiz regresó a la chamba intensa del programa de obras más grande en la historia de la ciudad, como es la construcción de seis instalaciones deportivas en las colonias Rincón de las Flores, Bella Vista Norte y Sur, Parque SNTE y Fuentes Coloniales, Mezquital y Fidel Velázquez.

Comparte esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *