“Alito” divide al PRI

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Cuando hay voluntad de resolver problemas no importan filias ni colores.

La semana anterior el Gobernador de Tamaulipas, Américo Villarreal, firmó convenio de coordinación en materia de seguridad pública con sus homólogos de Coahuila, administración priísta, y de Nuevo León, emecista, para crear un mando único policial en polígonos fronterizos de las tres entidades.

Para el tamaulipeco era muy fácil decir que no a los vecinos ajenos a la 4T. Pero hay interés en seguir reduciendo los hechos delictivos.

Algo inédito. Primer convenio real entre las entidades del noreste, muy diferente a aquel simulacro que firmó García Cabeza de Vaca con “El Bronco” Rodríguez y Miguel Riquelme, en que querían que la chamba la hicieran el Ejército y la Marina.

Después de Victoria capital, nunca volvieron a reunirse ni mandaron policías a las fronteras comunes.

El vacuno y otra docena de gobernadores traían la calentura de la Presidencia de México y pensaron que, golpeando a López Obrador y la Cuartate, aumentarían sus bonos. Se equivocaron.

Hoy, Américo, Samuel García y Jiménez -nuevas administraciones-, crearon lo que se llama Grupo de Coordinación Operativa que definirá acciones y evaluará avances. Perseguirán en conjunto a los delincuentes que deambulan por los tres territorios.

Hay un Gobernador de Morena; otro de Movimiento Ciudadano y el tercero del PRI. Es una mescolanza ideológica y estilos, pero que funcionará. De ser pura grilla de sus vecinos, el médico no habría participado.

Cuando hay ganas los proyectos funcionan, como en Reynosa, donde el convenio de Policía de Proximidad firmado el alcalde Carlos Peña Ortiz y el Gobernador Villarreal, empezó a dar resultados inmediatos con la disminución de delitos y el reconocimiento de la iniciativa privada al esfuerzo.

Primer municipio que le mete lana a la seguridad, sin evadir que no es su competencia. Pagan el sueldo de 30 elementos adicionales a los 238 que de ordinario destina la Secretaría de Seguridad Pública. Atienden la prevención y casos de robo común.

Buen comienzo. El proyecto es elevar cada año el personal. Las recomendaciones de la ONU marcan un promedio de entre 1.35 y 3 policías por cada cien mil habitantes. Reynosa es la ciudad más poblada del territorio estatal.

Por primera vez el Gobierno del Estado destina vehículos blindados a sus policías de calle para correr menos riesgos. Ahí están radicados diez Black Mamba y 30 camionetas con blindaje.

Hay municipios en que la seguridad ya no es la principal preocupación de sus habitantes, sino cuestiones de empleo.

Tema aparte, decir que “Alito” Moreno se salió con la suya. Será dirigente del PRI por cuatro años más con posibilidad de entregar los mandos hasta el 2032. Este domingo el Consejo Nacional aprobó reformar los estatutos.

Con ello se fractura -una vez más- la estructura tricolor. Por los estados se escuchan voces que condenan la permanencia de Moreno, a quien incitan a renunciar y que sean las bases las que designen al sucesor.

En el caso particular de Tamaulipas, alzaron la voz 43 prominentes, ex senadores, ex diputados, ex presidentes municipales que firmaron una carta en que proponen “que las estructuras, militancia de tierra y trabajo partidista, sean quienes participen y decidan el destino de nuestro partido”.

Las voces se levantan en las 32 entidades. Están en desacuerdo ex jerarcas como Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, Dulce María Sauri, la CTM que decidió desincorporarse del tricolor.

Priístas de Sinaloa, Zacatecas, Puebla, Hidalgo, de todos lados protestan. Ex Gobernadores como Natividad González Parás, Pedro Joaquín Coldwell, José Francisco Olvera, Héctor Astudillo integran el Frente Amplio de Renovación Interna que quieren elección democrática.

Por Tamaulipas protestan cuadros distinguidos como Doña Lupita Flores Valdez, Amira Gómez Tueme, Marco Antonio Bernal, Enrique Cárdenas del Avellano, Edgardo Melhem Salinas, Sergio Guajardo Maldonado, Carlos Solís Gómez, “El Pipo” Rodríguez Sánchez, Zulema Flores, Amelia Vitales, Rafael González Benavides, que fueron dirigentes del CDE.

La carta que firmaron va dirigida a Moreno Cárdenas, pero del CEN no los escucharon. Ni les respondieron. Reformaron los estatutos para permitir dirigencias nacionales y estatales de 12 años (tres periodos de 4), lo cual daría lugar a cacicazgos.

Al contrario, recibieron acusaciones del presidente nacional, de ser “traidores, cínicos y lacayos, vacas sagradas y hampones”.

De seguir la división, será la última. El partido puede enfrentar pérdida de registro en la próxima elección, federal del 2027, y antes en varias entidades.

En 2016 el Revolucionario tenía en Tamaulipas 400 mil militantes. En 2024 bajaron a 24 mil. Con esta división podría quedar a mitad para finales de año.

A la asamblea nacional asistieron 2,815 delegados, entre ellos los de Tamaulipas con un ex Gobernador a la cabeza, Manuel Cavazos Lerma.

Comparte esta noticia