La traición sigue adelante

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La noticia llamó la atención de los analistas: Militantes del Verde Ecologista de San Fernando, Méndez y Burgos, se sumaron a la candidatura de JR Gómez Leal, el abandera de Morena-PT ¿es el comienzo de la desbandada?.

No se van del partido pero no votarán por Manuel Muñoz Cano como aspirante al Senado ¿razones?. No las dijeron pero debe ser el incierto futuro que avizoran, la inseguridad de que se mantenga en las lides del PV cuando ni militante es.

Así como llegó al Verde, sin antecedentes, así se puede ir de la noche a la mañana.

En Tamaulipas son un puñado, apenas 3,660 según la lista oficial reconocida por el INE, y si se pelean serán menos a partir de la elección del 19 de febrero, tan escasos como para no conservar reconocimiento como partido.

Muñoz es reconocido como tricolor. No está probado en las urnas, no ha ocupado ningún puesto de elección, pero cobró en la nómina del gobierno con Eugenio Hernández Flores.

Los auténticos dueños de la siglas son Jesús González Macías y los King López. Se alejaron luego de un atracón del presupuesto al lado de los priístas. Cuando perdió el tricolor la gubernatura, se fueron con los cabecistas.

Mientras esto pasa a nivel de cancha, entre las bases, Muñoz Cano sigue adelante con la traición, jugando con doble cara ante un presumible acercamientos con los liderazgos morenos, pretendiendo engañar a los inquilinos de Palacio de trabajar por la causa.

En su propaganda utiliza las figuras emblemáticas de Morena, López Obrador y Américo Villarreal, a pesar de ir por la libre, sin alianza.

La semana anterior el cachorro de Muñoz Rocha visitó Nuevo Laredo, donde, a pesar de ser uno de los municipios en que el Verde cosechó más votos en la última elección, apenas se le juntaron unas cuantas moscas.

Para él debió ser más trascendente la encerrona que sostuvo con el archimillonario panista José Salvador Rosas Quintanilla y su grupo, siempre al servicio del cabecismo, aliados en las malas porque les fue muy bien en las buenas.

El jefe vacuno no quiso conceder a Chava su deseo casi obsesivo de ocupar la alcaldía del pueblo, pero a su esposa Rosalía la mantuvo como Delegada de Bienestar Social. Hasta se vio involucrada en juicios sancionadores por cambiar despensas del Gobierno del Estado por votos para el PAN.

Poderoso empresario del transporte en México y los Estados Unidos, en 2016 se manejó la especie que “Chava” fue de los principales financiadores de la campaña vacuna rumbo al Gobierno, por cuyos favores fue premiado con una diputación local y luego un escaño federal.

A su paso por Legislativo estatal, en un arranque de desesperación, luego de haber sido golpeado y amenazado por su colega azul Juan Patiño, el buen Chava pronunció por primera vez el nombre del Verde: De “pico” se incorporó a la bancada.

Patiño lo había agredido, según dijo el neolaredense, por ponerse la mano derecha sobre el pecho en saludo al Escudo de Armas de Tamaulipas, que fue una iniciativa de Ley priísta.

Pasado el susto, Chavita se olvidó del incidente y siguió votando por sus amigos.

En ese desplazar de Muñoz por los municipios, pisando terrenos prohibidos ¿alianzas con el enemigo?, parecen estar enterados en el partido Morena. Por ello el futuro para el criador de borregas no es muy halagüeño. Pudo haber sido buen legislador local.

De sus infidelidades ha dejado  huella. Primero en Xicoténcatl, el enclave trukista donde se presentó en la víspera, y ahora en la fronteriza ¿qué sigue? ¿busca recursos para su movimiento? ¿busca presionar? ¿a quién?.

Chava Rosas sigue siendo celeste. Junto con su esposa Rosalía Saldívar, representan el grupo cabecista mejor cohesionado en aquella frontera. El dispendio de recursos en la precampaña para alcalde, que no cuajó, les dio un posicionamiento entre el electorado ¿es lo que busca Muñoz?.

Con tales actitudes del cachorro Muñoz, no hay quien en su sano juicio apueste por su futuro, por lo menos en este primer sexenio de la 4T en Tamaulipas. Lo consideraban de casa. Uno de los principios del morenismo es no traicionar pero tampoco dejar pasar las traiciones.

Tema aparte, en domingo el Gobernador Américo Villarreal encabezó en Tampico la cuarta reunión de apoyo regional, esta vez del sur, donde cinco alcaldes expusieron 36 proyectos de desarrollo e inversión.

Como anfitrión el edil jaibo Jesús Antonio Nader, sus colegas de Madero, Altamira, González y Aldama, y la participación de 15 secretarios del gabinete formal y ampliado que expresaron lo que ya realizan en esa región.

Hay algo que los alcaldes presentes y no presentes se grabarán de las palabras del Gobernador, al pedirles que bajen el mayor número de recursos federales que sea posible: “No podemos estar regresando 4 mil millones al año de participaciones federales. Eso es pecado mortal».

Muy indignados los jefes del Partido del Trabajo impugnaron al TRIELTAM la resolución del Instituto Electoral que les concede el subsidio público para el 2023. Quieren que el cálculo de la lana se haga en resultados de las elecciones del 2022 y no del 2021. Quieren más lana.