Carlos Peña, el camino de la reelección

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- “Trabajo mata grilla”, es una de las frases  utilizadas por el alcalde reynosense, Carlos Peña Ortiz, el más joven de Tamaulipas y el segundo más “chavo” de México.

Y tiene razón. Al estilo de la 4T es un presidente de territorio y no de escritorio. Se ocupa de los problemas de la gente y no de responder a contrincantes y enemigos gratuitos que mantienen en su contra una campaña feroz de linchamiento.

Dicen que, en política, golpe que no mata fortalece. Le han hecho “lo que el aire a Juárez”.

Otra máxima es que, cuando se le van en bola a uno de los contendientes, es porque saben que lleva la delantera. Es el enemigo a vencer.

El muchacho hace camino al andar y, por su juventud, se coloca como uno de los actores con más futuro en Morena, aunado a que mantiene en un puño la estructura del voto duro en un padrón de 550 mil ciudadanos, el más alto de los 43 municipios.

Se hace necesario para Morena en la retención de esa plaza, ahí donde tienen su madriguera los mapaches azules.

Los vientos huracanados del cabecismo no lo pudieron tumbar. Al contrario, lo fortalecieron, lo convirtieron en víctima con demandas penales e intentos de sustitución desde la General de Gobierno y Auditoría Superior del Estado.

Hasta de su nombre han generado tormentas, que si es Carlos Víctor o Víctor Carlos Peña, que en la práctica es lo mismo.

Con la bendición del partido -y de Palacio- va por la reelección. El camino minado que le dejaron los persecutores le generó simpatías extras, como dicen las encuestas.

Con fecha 23 de enero la empresa Métrica Demográficos publicó su investigación que confiere a Peña el 57 por ciento de los posibles votos del dos de junio, con un 24 para “Luis Cachorro” Cantú, del PAN.

Por su parte Rubrum, según trabajo publicado el 24 de enero, la reelección del edil tiene intención del voto en 55.2 por ciento, contra 29.1 de su más cercano contrincante. Ganaría “sin tocar baranda”.

Otro estudio demoscópico, este de Massive Caller, hecho público el 26 de enero, le confiere a Carlos intención de 57.29 por ciento, casi cuatro a uno de quien sería su principal adversario, Don Cachorro, que alcanza 15.0.

Con tal escenario, este sí que sería un “día de campo” para el joven, vilipendiado desde los cuartos de guerra del cabecismo, que un día le inventan citas en la Fiscalía y al siguiente órdenes de aprehensión, pero que sigue cumpliendo puntualmente como alcalde, de gira en las colonias, con estudiantes becados o arrancando obras del programa de inversiones más amplio que ha tenido Reynosa en toda su historia.

El 30 de octubre del año anterior, la misma MC le confirió a Peña 48.2 por ciento, bastante arriba que sus compañeros guindas Marco Gallegos con 7.9 y Luis Miguel Iglesias 6.5.

No es casualidad.

Se sabe que las internas de Morena han concluido y le confieren al joven edil una ventaja de hasta 35 por ciento sobre sus compañeros. Es garantía de triunfo, no tiene contrincante que le haga sombra pero los resultados serán divulgados hasta el 19 de marzo.

Aprendió de política muy rápido. Ni los estudios universitarios le dan la experiencia que le deja administrar los destinos del municipio más poblado del Nuevo Santander ¿cuál es el secreto? Tomar la calle para escuchar las demandas ciudadanas.

Le ha funcionado chambear en lugar de treparse al ring de los golpes con sus compañeros de partido y la oposición, pese a que ellos registran “prietitos” que manchan aspiraciones como Luis

Miguel Iglesias, cesado el 27 de septiembre del 2023 como delegado de Bienestar del Gobierno del Estado, por utilizar el programa de despensas para su imagen personal.

Se sabe que el cese vino desde Palacio de Gobierno, donde nunca quisieron “hacer ronda” con el aludido por su baja calidad moral.

Hablando de los azules, abrieron convocatoria -que no hace falta porque son “dedazos”- para registrar suspirantes a sindicaturas, regidurías y diputaciones locales plurinominales. Los que buscan nómina tienen hasta el 20 de febrero para enlistarse.

 Pero ¡oh! decepción para aquellos que creen en la democracia celeste. Solo pueden buscar del 3 al 14 en la lista plurinominal. Decretaron que los dos primeros lugares los designará la Comisión Permanente del Consejo Estatal, o lo mismo que Francisco Javier García.

En ese tenor ¿quiénes pueden ir en primero y segunda fórmulas? Si usted piensa que los agraciados serán el hermanito lujurioso Ismael y el tercer “hermano que no tuve”, Gerardo Peña Flores, está en lo cierto. Los demás van de relleno.

¡Bendito Dios! Solo eso faltaba. Las mulas de siempre.

Este viernes nueve la Sala Monterrey del TRIFE agendó resolver cuatro expedientes de queja de diputados del PAN Tamaulipas, sobre temas tan trillados como los acuerdos que le devolvieron a Morena el control de la 65 legislatura.

¡Otra vez la burra al máiz! Ya perdieron en el TRIELTAM, donde les dijeron -pastoreados por “Cachorro” Cantú y “Moyo” García- que no es competencia electoral sino del Derecho Legislativo.

Los panistas son tercos como las asémilas